La resurrección de Gareth Bale no hace más que crecer en las últimas semanas en el Tottenham. Volvió a ver portería este fin de semana poniendo por delante al equipo de José Mourinho en el derbi londinense frente al Crystal Palace y su resurrección es una realidad. El final de febrero y el principio de marzo es del galés y es uno de los jugadores más en forma de la Premier League. Y es que detrás de este rendimiento hay una explicación en forma de plan.

Noticias relacionadas

Mourinho se encargó de explicar por dónde pasa la explicación de esta mejora repentina del atacante. Cabe destacar que a Gareth le costó mucho su regreso al Tottenham. Algunos problemas físicos durante los primeros meses le mantenían fuera de la dinámica de grupo y, tras sus regresos, tampoco estaba demostrando en el terreno de juego que el jugador que había maravillado a esa afición y el que había triunfado en el Real Madrid seguía ahí.

Así es el plan de Mourinho, explicado por él mismo, para sacar lo mejor de Bale: "Hemos creído en él y confiado en su capacidad de juicio y de análisis de su cuerpo y sus sensaciones. No queremos que acumule niveles altos de fatiga. Así, entre el minuto 55-60, ya estamos en contacto, contacto visual, tratamos de entendernos. El plan es sacarle del campo cuando sienta los primeros efectos de fatiga muscular. Los jugadores normalmente pueden lidiar con ellos y los hay que terminan los partidos totalmente exhaustos. Pero, en este caso, tenemos que tener cuidado porque le necesitamos. Es tan simple como eso. Nos está dando mucho".

Será difícil verle terminar un partido, pero es que en los últimos ha demostrado en esos 60 que suele estar que es más que determinante. 'Mou' también alegó que ha superado una especie de barrera psicológica. "No es que le hayamos retado ni nada. Solo le hemos apoyado. Encontré en él cicatrices psicológicas. Cuando estás un par de temporadas con muchas lesiones, lo importante no son solo las cicatrices musculares, si no también las psicológicas, que traen miedo e inestabilidad", argumentaba en los micrófonos de la BBC.

Tridente

Este gran momento de Gareth Bale le ha permitido a Mourinho tener a su disposición una plantilla candidata a pelear por los puestos Champions de la Premier. "Tenemos un equipo con un montón de talento. Sabes que Gareth nos da un plus. Gareth no pudo empezar la temporada y ahora juega así un par de meses. Su calidad es notable, es un jugador fantástico. Me permiten hacer lo que hice hoy al rotar a Dele para que jugara Lucas. Tengo a Sonny, a Gareth a Kane y luego, Lamela entra y entra bien y Bergwijn, que hoy se quedó en el banquillo", sentenció el técnico portugués. 

Está claro que el mejor Bale ha regresado, una situación de la que no pierde atención el Real Madrid para gestionar su futuro este próximo verano. El hecho de que esté en el foco es muy positivo para que vuelva a tener pretendientes en el mercado.

[Más información: La resurrección de Bale y el plan del Real Madrid]