Cuando parecía que lo de Gareth Bale estaba condenado a ser un nuevo problema para el Real amadríneme, el británico ha decidido dar un golpe encima de la mesa. El jugador que todavía pertenece a la disciplina del Real Madrid no estaba aprovechando su regreso al Tottenham para demostrar que aún hay mucho fútbol en sus piernas. Pero todo ha empezado a cambiar en esta última semana con el equipo londinense.

Noticias relacionadas

Su encontronazo con José Mourinho en este mes de febrero solo ha servido para motivarle y para que la Premier League y el Tottenham hayan recuperado su mejor versión en este final de febrero. Parecía una utopía la idea de volver a ver a Bale siendo importante en un partido del más alto nivel, pero en este final de febrero, las cosas han cambiado. Después de superar otros recurrentes problemas físicos, 'El Expreso de Gales' está de vuelta.

El británico vivió el mejor partido de la temporada este domingo ante el Burnley anotando un doblete y asistiendo en la goleada que él mismo comandó. El jugador cedido por el Real Madrid a los 'Spurs' marcó el primero de la tarde a los dos minutos del inicio del partido, regaló el segundo y sentenció el choque con su segundo tanto en la segunda parte. Un motivo muy claro para que la afición londinense se haya vuelto a ilusionar.

Después de su actuación en la eliminatoria de Europa League, dejaba algún brote verde; este domingo los ha confirmado. En la eliminatoria de dieciseisavos marcó dos tantos, uno en la ida y otro en la vuelta. Además, parece que su conexión con Kane y Son funciona. Estos dos jugadores son los que más goles han producido en la temporada de la Premier, por lo que el hecho de que se apunte Bale coloca a los de Mourinho en una situación más que interesante. Sobre todo, ha dado la vuelta a una situación que parecía definitiva.

Superación

Todo apuntaba a que el Tottenham no se iba a quedar con el jugador al final de temporada. En el seno del club londinense ya parecían estar empaquetando de vuelta al galés de cara a la próxima campaña. Aún tiene un año más de contrato con el Real Madrid, la duda estaba dónde lo cumpliría o si podía tener opciones de no cobrarlo.

Las pocas oportunidades que estaba teniendo, su pobre rendimiento, un salario inabarcable y una falta clara de ambición ponían difíciles su continuidad en Londres. De hecho, sigue estando en esa misma situación. Pero inicia marzo con la posibilidad de que la perspectiva del Tottenham, o del resto de Europa, cambie.

Gareth Bale abraza a Lucas Moura y Harry Kane REUTERS

Lo sucedido en la última semana podría ser el principio de un nuevo comienzo que puede hacer cambiar de opinión a Mourinho, Levy y compañía. El portugués parecía más convencido. "A Gareth se le ve más feliz que nunca, confiado. En los entrenamientos se puede ver que ha recuperado la confianza, por la forma en que ataca. Confiamos en él. Confiamos en su experiencia y su análisis. Y todo lo que pasa con él se hace con una gran participación de todos", explicaba en la rueda de prensa previa.

'Operación salida'

Bale está inmiscuido en el proceso de 'Operación Salida' que prepara el Real Madrid para el próximo verano, en el que se buscará algún gran fichaje. Estas buenas actuaciones mejoran su cartel en Europa, ya sea para permanecer en el Tottenham o buscar una nueva vía. Marzo será un mes fundamental para aclarar el futuro del galés, que parecía destinado a ser un problema el próximo verano y podría ser parte vital del desembarco del próximo 'galáctico' del Real Madrid. 

[Más información: Mourinho ataca a la prensa tras el partidazo de Bale: "A algunos les gusta imaginar historias"]