El buen momento de Gareth Bale ha servido como impulso para que se disparen los rumores sobre su futuro. Mirror ha publicado que el futbolista tiene muy clara la hoja de ruta a seguir. Y es que cuando se habla de su venta a lo largo del próximo verano, el tabloide británico ha revelado que la intención del galés es la de no perdonar al Real Madrid ni un euro de lo que le queda de contrato.

Noticias relacionadas

Según esto, el 'Expreso de Cardiff' pretende cobrar todo el dinero de lo que le resta de contrato, esto es hasta junio del año 2022. Y es que sí, al jugador le queda un año con el Real Madrid. Al final del pasado mercado de fichajes, el club español llegó a un acuerdo para su cesión por una temporada, la 2020/2021.

El medio anteriormente citado ha asegurado que Gareth Bale va a decir 'no' a cualquier tipo de rebaja salarial que le pongan sobre la mesa por su último año de contrato con la entidad blanca. Esto engloba tanto si se queda en el Real Madrid en la 2021/2022 como si vuelve a salir cedido, como este curso a los spurs.

Gareth Bale celebra uno de sus goles al Burnley REUTERS

En el acuerdo entre Tottenham y Real Madrid, como cita Mirror, se incluyó la cláusula según la cual ambos clubes compartirían el pago de la ficha de Bale durante la presente campaña. Y el internacional galés quiere que esto se repita si para la temporada que viene tiene que protagonizar un nuevo préstamo.

Final de blanco

Bale no lo ha tenido fácil desde que regresó a Londres. Sus primeros meses no han sido nada sencillos y parece que es ahora, pasado el ecuador del curso, cuando comienza a recuperar su mejor versión. Al menos eso es lo que parece con sus últimas actuaciones en el equipo de Mourinho.

Bale ha marcado cuatro goles y ha repartido tres asistencias en los últimos cuatro encuentros que ha disputado con el Tottenham. En la ida contra el Wolfsberger en la Europa League, el extremo zurdo marcó un tanto y dio un pase de gol, para ante el West Ham dar una nueva asistencia. En la vuelta continental volvió a ver puerta y ya, frente al Burnley, marcó dos goles y dio una asistencia más.

Este buen rendimiento puede aprovecharlo el Real Madrid. La intención del conjunto merengue es hacer caja con un futuro traspaso en la ventana de transferencias del periodo estival de este 2021. Con el dinero recaudado, el club blanco podría hacer frente a operaciones como las de Mbappé o Haaland.

[Más informacíon - Gareth Bale: "Sé que me critican, pero no diré nada estúpido"]