Una vez más, no fue el día de Alejandro José Hernández Hernández dirigiendo un partido frente al Real Madrid. El colegiado canario fue protagonista durante el derbi entre el Atlético y el conjunto blanco al no pitar el penalti por mano de Felipe Monteiro en su propia área impidiendo que Casemiro pudiera rematar el centro de Toni Kroos. Después de su historial, en la previa ya se había demostrado que, tradicionalmente, tenía resultados más favorables en los partidos del Barça que en los del equipo merengue.

Noticias relacionadas

Este lunes ha visto la luz una entrevista que concedió con 11 años que deja en evidencia su preferencia por el conjunto culé. El pequeño Alejandro, el 11 de junio de 1994, explicó en una entrevista que le realizaban cuando ya se dedicaba a arbitrar, a benjamines en este caso, por qué le gustaba esta profesión, pero también diseminaba si tenía un equipo favorito: "Sí, claro, el Barcelona". Unas palabras que han corrido como la pólvora en las redes sociales.

La cosa no quedaba solo ahí. Además de explicar que sentía simpatía por el conjunto azulgrana, también exponía que sus jugadores favoritos eran "Romario y Laudrup". La coincidencia fue que justo ese verano el danés pondría rumbo al Real Madrid. El que unos cuantos años después se convertiría en colegiado de Primera División había confesado que el equipo que seguía desde ese momento era el Barça; un tormento que le va a acompañar ahora.

La entrevista de Hernández Hernández en la que reconoce que es del Barça

La hemeroteca del colegiado no acompañaba a la hora de defender que no tiene nada en contra del Real Madrid, tal y como le preguntó en una ocasión Sergio Ramos con respecto a su figura. Este domingo había VAR, porque el árbitro que estaba ahí, González González, sí interpretó el criterio que explica que la mano no estaba en posición natural y corta un pase hacia un rival, pero eso no evitó que la decisión de Hernández Hernández se mantuviera firme.

Su pasado

La polémica del penalti no pitado no hace otra cosa que la vuelta de las dudas sobre los arbitrajes contra el Real Madrid, en especial cuando Hernández Hernández está en escena. Después de sus situaciones en Clásicos, donde no pitó dos penaltis sobre Varane con VAR y, antes de este, tampoco señalase la falta de Suárez sobre el central francés previa a un gol culé, aún sin el sistema de videoarbitraje, también ha expulsado hasta en cuatro ocasiones a jugadores blancos.

Sergio Ramos ha sido la fijación durante estos partidos frente al Barça. Después de que le volviera a expulsar en un Clásico la pasada temporada y tras otro mal arbitraje ante el Levante, el de Camas explotó: "Me voy jodido con Hernández Hernández. Antes los árbitros eran más respetuosos y los capitanes podían hablar con ellos. En este caso parece que no. La arrogancia es algo que se tiene o se tiene. Le he preguntado si tenía algún problema personal conmigo y, que si lo tiene, me lo dijese y lo arreglábamos". 

[Más información: Hernández Hernández, el señalado del Derbi: su sospechoso historial contra el Real Madrid]