Kubo se ha convertido en el jugador de moda. El cedido por el Real Madrid no ha tenido un inicio de temporada fácil y, tras no encontrar minutos y protagonismo en el Villarreal, se ha visto obligado a iniciar una nueva etapa en el Getafe. El club madrileño sí le está dando el papel que se esperaba y en sus primeras apariciones ha convencido.

Noticias relacionadas

El joven centrocampista, en una entrevista para la web del club, confirma que se está "adaptando" todavía y que, aunque no puede "conocer mucho", todo lo que ha visto le "encanta". "Es un vestuario muy alegre. La gente habla mucho, se comunica mucho. Incluso habla demasiado a veces, eso me gusta". Detalles que han ayudado que "un jugador nuevo" como él o Aleñá estén tan cómodos.

El japonés se ha sincerado sobre el papel que tiene en la competición. Y es que, más allá de ser una apuesta del Real Madrid, también representa la ilusión de millones de jóvenes nipones que sueñan con jugar en la competición española. El hecho de que haya pocos en La Liga les tiene que "favorecer". "Mucha gente juega al fútbol para llegar a ligas como esta. Es bueno que un jugador nuevo esté jugando, haga las cosas bien y salga en la prensa".

Eso sí, Kubo no lo ve como responsabilidad, sino "como una exigencia". "La confianza que tienen en ti lo tienes que devolver. Hay que responder", ha destacado un Kubo cada vez más maduro. Según él, el fútbol "es un deporte muy bonito" y por ello va creciendo cada vez más en el país asiático. Las televisiones retransmiten más encuentros y su salto también ayuda. "Esta experiencia la pueden tener muy pocos y tengo que aportar mucho, en la selección o donde vaya. Tiene que ser muy positivo tanto como para la federación japonesa como para la liga japonesa", ha explicado.

Porque incluso él vivió esa etapa en la que la televisión era la única forma de ver a las estrellas. "Cuando era pequeño y veía La Liga, había mucha diferencia entre los de arriba y los de abajo". Ahora, la igualdad entre los equipos es mayor y su Getafe pelea por estar en la zona media-alta. "Tú vas a un partido sin saber la alineación de ellos, ahora todos los equipos hacen muchas rotaciones y el nivel no cambia. Incluso nosotros tenemos debilidades y fortalezas. Hay mucha igualdad".

El sueño de los JJOO

El japonés también se ve con opciones de disfrutar de la cita olímpica. Aunque repleta de dudas, las últimas declaraciones del COI dan que pensar que sí se celebrará el evento deportivo más importante del mundo. Kubo quiere estar con su selección y ha relatado la importancia de ser anfitriones.

"Es una oportunidad única, poder ser anfitrión en unos juegos solo te puede pasar una vez en la vida o no pasar. La seguridad es lo más importante. No sé si se va a poder hacer, pero los deportistas tenemos que estar en forma. En el caso de que se pueda organizar, la gente espera el mejor nivel. Siendo el anfitrión, si me convocan, tenemos que dar el mejor nivel", ha indicado a los medios oficiales del club.

[Más información - Kubo: "Mi objetivo siempre ha sido jugar en el Real Madrid"]