"Lo fácil es decir que la culpa la tengo yo. Se decía en su día con Reguilón...". Con esas palabras, Zinedine Zidane se defendía ayer de las críticas recibidas tras el debut de Luka Jovic con el Eintracht con dos goles. Hay que ser justos con el técnico francés, puesto que hubo muchos factores que hicieron que el serbio no triunfara de blanco, pero ese asunto se ha juntado con el 'caso Odegaard' y la bomba ha estallado.

Noticias relacionadas

¿Es justo Zidane con los más jóvenes del Real Madrid? ¿Acierta con su filosofía con ellos? Desde hace años, el club blanco viene fichando a varios de los talentos jóvenes más prometedores del mundo con el fin de verles crecer aquí y evitar pagar una millonada cuando sean estrellas. La política del club va por ese camino que cada vez ve más distanciado el plan del entrenadir con el manejo de su plantilla.

Que Odegaard haya pedido salir pone de manifiesto la gestión el descontento, cada vez mayor, de los jóvenes con la gestión de Zidane. La 'vieja guardia' sigue siendo la apuesta de un Zidane que tampoco se ha encontrado con el salto que podía esperar de alguno de los más 'pequeños' de la plantilla. El noruego, que adelantó su vuelta al Madrid tras prometerle minutos, quiere volver a salir cedido para jugar.

Pocos minutos

Odegaard es el último de una lista que incluye a la mayoría de promesas que han pasado por el club merengue desde el regreso de Zidane al banquillo en 2019. El noruego ha jugado apenas 367 minutos este curso y, para hacerse una idea, solo Fede Valverde (1.034') y Vinicius (1.019') superan la barrera de los 1.000 minutos esta temporada, siendo el 11º y el 12º, respectivamente, en la tabla general de reparto de minutos.

Vinicius, Isco y Mariano esperan junto a Zidane para saltar al campo REUTERS

Lo que ha llevado a Odegaard a tomar esta decisión es lo mismo que provocó antes la misma reacción de Jovic. El serbio había jugado incluso menos esta temporada (208'). Por encima de Odegaard está Rodrygo, con 680 minutos jugados y varios vaivenes hasta su lesión, y por debajo, Mariano (277'), Militao (224'), Odriozola (solo 57') y Lunin, quien espera debutar este miércoles en Copa del Rey.

Ellos son los que están (o estaban) esta temporada. En el camino se han quedado otros que han salido o bien cedidos o bien vendidos. En el recuerdo está la situación de Brahim Díaz, que solo disputó 206 minutos en toda la pasada temporada y ahora se va haciendo un hueco en el Milan en su año de cedido. Como él, Kubo, Borja Mayoral, Reinier y Vallejo salieron cedidos este verano.

Apartados al llegar

Ya desde su regreso al Madrid, Zidane apostó más por la 'vieja guardia' que por los 'nuevos'. Nada más coger el relevo de Solari, decidió no contar apenas con Dani Ceballos, Marcos Llorente y Sergio Reguilón, que habían tenido más o menos presencia durante la temporada. En verano se fueron, Ceballos y Reguilón como cedidos y Llorente vendido al Atlético de Madrid.

Zidane y Ceballos en el Alavés - Real Madrid.

Los que han salido lo tuvieron difícil para volver. Reguilón fue vendido este verano y en los últimos dos años también se ha hecho caja con Achraf, Óscar Rodríguez, Theo Hernández y Raúl de Tomás. La situación económica por la pandemia ayudó a tomar algunas de esas decisiones (las del pasado verano), aunque tampoco había demasiadas esperanzas puestas en la apuesta de Zidane por ellos.

Zidane, definitivamente, no da con la fórmula para dar paso a los jóvenes entre el grupo de jugadores que le hicieron leyenda de este club como entrenador y que hoy día todavía sustentan el equipo. Las novedades se han reducido a los Courtois, Ferland Mendy y Hazard (cuando las lesiones le han dado un respiro) porque los Valverde y los Vinicius luchan por tener un hueco regular en el equipo.

"Cuando los jugadores se quedan aquí, saben lo que tienen. Es el Real Madrid y es difícil. Hay momentos en los que los jugadores tienen que irse a jugar [...] Jugando fuera y jugando dentro es diferente [...] Aquí siempre hay una competencia muy fuerte, pero la culpa no la tiene el entrenador. Los jugadores tienen que demostrar", decía Zidane en rueda de prensa hablando sobre Jovic, pero con palabras que se pueden extrapolar a la mayoría de los casos mencionados.

[Más información: El enfado de Odegaard por la falta de minutos con Zidane: pide salir cedido del Real Madrid]