Zinedine Zidane apunta al partido de este sábado sin sorpresas en su convocatoria. El Real Madrid, después de recibir el visto bueno para que su entrenador esté en el partido pese a estar en contacto con un contagio de Covid-19, viajará a Pamplona para enfrentarse a Osasuna con 23 jugadores entre los que no están las bajas previstas de Rodrygo Goes y Dani Carvajal. Luka Jovic se ha caído en el último momento por culpa de una sobrecarga..

Noticias relacionadas

Carvajal sigue con esas molestias que aparecieron al final del choque frente al Celta de Vigo que obligaron a que Zidane decidiera sustituirle. Dentro de esa misma acción sucedió la trama que se ha creado en torno a la amarilla que vio por perder tiempo y que, de momento, solo le hará perderse este partido. El lateral quiere llegar a tope para la Supercopa de España y de ello dependerá la evolución que tenga su problema físico en este fin de semana.

Rodrygo, por su parte, sigue con la recuperación de su grave lesión que se produjo frente al Granada. Tras una carrera en la primera mitad en la que se midió a Dimitri Foulquier y en la que acabó tocado muscularmente, pidió el cambio rápidamente. Las pruebas revelaron que sufría una lesión muscular con afectación del tendón en el bíceps femoral de la pierna derecha que le tendrá tres meses de baja. Todo esto cuando estaba siendo titular de forma habitual.

Se espera que Zidane siga dando continuidad a los habituales, aunque la próxima semana afrontará el reto de conseguir el primer título del año. La Supercopa de España aparece en el horizonte, pero el Atlético de Madrid no afloja su ritmo en el campeonato nacional y, si los blancos quieren seguir en la pelea por el título, no pueden aflojar el pedal del acelerador y sumar más victorias. Además, el empate contra el Elche en el último partido del 2020 es un lastre que no quieren hacer más pesado.

Vuelve Ramos

El capitán del Madrid no estuvo frente al Celta de Vigo a causa de unos problemas estomacales. Después de entrenar toda esta semana, los blancos volverán a contar con su hombre estrella en la zaga. Es el nombre propio de los últimos días por culpa de su dilatado proceso de renovación. El de Camas sigue dando que hablar por no haber alcanzado aún un acuerdo con la dirección deportiva y algunos se están empezando a poner nerviosos con esta cuestión.

Sergio Ramos, tal y cómo ha informado EL BERNABÉU en los últimos días, ha decidido no aceptar la oferta del Real Madrid que ascendía a 12 millones de euros y un año más de contrato. Además, el capitán tampoco ve con buenos ojos renovar por dos temporadas aplicando una reducción del 10 por ciento en su salario actual. El todavía jugador blanco ha decidido ponerse en el mercado y escuchar otras ofertas que puedan llegar desde el extranjero. De momento, el PSG no ha hecho ningún movimiento aunque no se descarta que lo pueda hacer en algún momento.

[Más información: Zidane no teme al temporal: "Nosotros queremos jugar el partido"]