Nuevo capítulo en el 'Caso Ramos'. El defensa y capitán también de la selección española ha decidido no aceptar la oferta del Real Madrid, que tal y como informó EL BERNABÉU ascendía a 12 millones de euros y un año más de contrato. El andaluz tampoco ve con buenos ojos renovar por dos temporadas aplicando una reducción del 10% en su salario actual. 

Noticias relacionadas

A pesar de la generosa propuesta del Real Madrid en tiempos de crisis por el coronavirus, Sergio Ramos ha decidido ponerse en el mercado y escuchar las propuestas que le puedan llegar de otros clubes. En el entorno del central están convencidos de que equipos como el PSG o el Manchester City estarían interesados en contar con el actual capitán blanco y que superarán la oferta económica de la entidad presidida por Florentino Pérez

Tal y como sucedió en 2015 y 2019, René hizo saltar el 'caso Ramos' por los aires. Cuando desde el Real Madrid se transmitía calma y confianza, fue el hermano y agente el que sacó toda la artillería mediática tras retuitear un mensaje del periodista Alfredo Duro en su perfil de Twitter.

Sergio Ramos, durante un entrenamiento del Real Madrid

Ahora, los Ramos vuelven a tensar la cuerda con el Real Madrid y han comunicado que escucharán ofertas de otros clubes tras no aceptar la propuesta blanca. El sueldo actual de Sergio Ramos asciende a 12 millones de euros y, a sus 35 años que cumplirá en marzo, quiere firmar un último contrato por encima de esa cantidad y que el Real Madrid no puede ofrecerle en estos momentos.

Dicha decisión choca de lleno con lo que dijo hace tan solo un año y medio tras filtrarse una oferta procedente de China. Entonces, el capitán juró amor eterno al Real Madrid al afirmar que "jugaría gratis". Ahora, a seis meses de que finalice su contrato, Sergio Ramos no debe pensar igual ya que ha rechazado continuar vestido de blanco cobrando su actual salario, el segundo más alto de toda la plantilla solo por detrás de Eden Hazard

La decisión de Sergio Ramos y su hermano bien podría ser solo una táctica más en la negociación que mantienen con el Real Madrid, ya que el deseo del defensa siempre había sido el de retirarse como capitán blanco.

El caso no está cerrado

A pesar de no aceptar la propuesta, las conversaciones no se dan por terminadas y en el Real Madrid siguen confiando en que Sergio Ramos acabe firmando su renovación más pronto que tarde. 

Sergio Ramos celebrando un gol

La relación entre el capitán y Florentino Pérez sigue siendo estrecha y de confianza, lo que sucede es que el presidente mira por los intereses económicos del Real Madrid y Ramos por los suyos propios. Es por eso por lo que el club blanco comprende que el central estudie el mercado antes de firmar su último gran contrato en la élite, pero también se ha hecho saber al propio Sergio que el coronavirus obliga a mantener un férreo control sobre el gasto en una temporada en la que la entidad madrileña ha rebajado su presupuesto en 300 millones de euros y prevé unas pérdidas de 69 millones. 

Lo cierto es que, a día de hoy, la única oferta con la que cuenta Sergio Ramos es la del Real Madrid y de momento no la ha aceptado. El club blanco no variará su propuesta, ya que no puede para mantener el equilibrio económico, y mientras René buscará un contrato con más años y millones en el PSG o el Manchester City. El órdago está echado y ahora solo falta por saber si los Ramos dan marcha atrás o no. 

[Más información: La renovación de Sergio Ramos se enquista: el mensaje de René no gusta en el Real Madrid]