Tremendo cabreo en el Real Madrid con el plan de viaje para llegar a Pamplona. Los blancos tenían previsto viajar a la ciudad navarra a las 19:00 horas de este viernes, ya que LaLiga obligó al club a adelantar el vuelo. A esta hora, los blancos siguen sin poder despegar porque las pistas del aeropuerto de Barajas están heladas por culpa del temporal Filomena que azota al país. Finalmente, a las 22:45 horas han conseguido poner rumbo para llegar a las 23:15 horas.

Noticias relacionadas

Los blancos se anticiparon a la situación que vive el país, por recomendación del ente que preside Javier Tebas, y asumieron el viaje un día antes de lo que suele ser lo habitual. Las grandes nevadas que son protagonistas en toda la península están teniendo un episodio muy importante en la capital de España, donde las carreteras están sufriendo cortes y los parques están cerrados.

Pero, cuando han llegado a Pamplona, también se han encontrado con el mismo problema en forma de nieve. El aplazamiento e, incluso, el adelanto del partido siguen presentes ante la previsión de fuertes nevadas a las 21:00 horas en la capital navarra este sábado. Es por lo que, tanto por el viaje de este viernes como por la situación a la hora del encuentro, el choque sigue en el aire. Por suerte, los jugadores ya están en la capital navarra.

Desde Barajas han informado a la expedición que tenían que esperar a que la nevada amainase un poco, aunque las previsiones indicaban todo lo contrario, y que los operarios de pista descongelaran la pista. El aeropuerto había cerrado las pistas de despegue, pero han conseguido abrir un pequeño espacio para poder poner en el aire el avión. El Athletic, que tenía que aterrizar en el mismo lugar, se ha dado media vuelta de nuevo hacia Bilbao. En el caso de los blancos, tienen previsto que se pueda jugar a las 21:00 horas.

Filomena, protagonista

Desde el principio de la semana se viene trabajando para que los efectos del temporal no sean también negativos en el desarrollo del campeonato nacional. Las categorías inferiores han cancelado los partidos de este fin de semana por esta razón, pero el deporte profesional se ha echado a la carretera para seguir adelante con la jornada prevista. Los blancos, este viernes, se han entrenado sobre el césped de Valdebebas, mientras que el Atlético, por ejemplo, no lo ha hecho a tan solo unos kilómetros.

Zidane se mostraba en rueda de prensa optimista con la posibilidad de que se pueda jugar este sábado sin problemas. "Nosotros queremos jugar. Que el campo esté bien y jugar, pero veremos qué pasa mañana. Nosotros viajamos esta tarde y prepararemos el partido como siempre. Va a ser un partido diferente por todo lo que está pasando, pero si se puede jugar lo vamos a jugar y si no se puede, pues no lo haremos lógicamente", explicaba el francés.

[Más información: Zidane no teme al temporal: "Nosotros queremos jugar el partido"]