Zinedine Zidane es una persona clara y directa. A veces, no le hace falta hablar para expresar lo que quiere. O, incluso cuando está diciendo una cosa, su mirada puede enfocar a la contraria y a nadie le quedan dudas de su mensaje. Evidentemente, lo hace conscientemente. Otras veces simplemente abre su micrófono y dispara, como ha hecho este viernes contra el calendario. 

Noticias relacionadas

El técnico del Real Madrid ha repetido hasta la saciedad cuál era el mensaje que quería lanzar en la previa del encuentro contra el Villarreal. En la actualidad del club blanco había varios temas que están candentes, pero Zidane tenía claro su propósito. No era día para las bajas, que también, ni para la situación de Ramos, ha expresado su deseo, ni casi para el Villarreal, un rival en forma. El galo quería apuntar contra el calendario. 

Con toda la naturalidad del mundo, algo que caracteriza siempre las ruedas de prensa de Zidane, especialmente si está contento, ha señalado ante la enorme carga de partidos que tienen los equipos grandes como el Real Madrid. Hoy Zidane estaba contento, lo de Valencia quedó atrás en el tiempo, y ha reconocido abiertamente que había venido a hablar de su libro: sí, el calendario. Y la verdad es que no le falta razón. 

Zidane, pensativo en la banda del Estadio Alfredo Di Stéfano REUTERS

El Madrid tiene ante el Villarreal un duelo muy importante en la lucha por los puestos altos de la tabla y para la moral del equipo blanco que se jugará en unos días su futuro en la Champions. Tras perder a Odriozola y Valverde, el parón de selecciones le ha quitado también a Sergio Ramos, el líder del equipo, algo que ha reconocido el propio Zidane en rueda de prensa. 

Con Carvajal y Nacho recién recuperados, y con las dudas de Militao, Hazard y Casemiro por su tiempo de baja tras haber dado positivo por coronavirus, lo que menos necesitaba el francés eran más bajas. Pues a la de Ramos podría unírsele la de Varane con un fuerte golpe en el hombro. Menos mal que Benzema, el otro tocado, parece que se recuperará a tiempo. 

Las quejas de Zidane

Con este panorama y la enorme carga de partidos del equipo, no solo por culpa de los compromisos internacionales, no es de extrañar que Zidane se haya quejado una y otra vez: "No entro en ese debate. Lo que sí es verdad es que cada año es demasiado. Yo pienso en la salud de los jugadores y cuando tenemos tantos partidos, no paran nunca".

Zidane no entraba en el debate, pero quería y se asomaba de vez en cuando. Y es que, la realidad es que se ha podido ver a un Zidane dolido: "Cuando tus jugadores se lesionan es lo peor para un entrenador". Incluso, ha llegado a afirmar que siente frustración: "Sí, porque ves los partidos y están tus jugadores que se lesionan, es muy mala noticia".

Sergio Ramos, atendido por los servicios médicos en el España - Alemania de la UEFA Nations League EFE

El técnico francés no solo mostraba su frustración, sino también su resignación ante una situación realmente grave: "Esto no va a cambiar. Nos preparamos para el partido de mañana y nada más. Nos hubiera gustado un gesto para mejorarlo, pero no a mí, si no todos. A todos nos gusta que nos escuchen. Todos los entrenadores nos reunimos para expresarnos y pedir que se cambien cosas".

El galo, además, dejó un mensaje para aquellos que realizan los calendarios y que a juicio de muchos técnicos, no piensan en los jugadores, los verdaderos protagonistas: "Yo solo pienso en la salud de los jugadores, ellos son los que juegan, el espectáculo. Cuanto más descansan, más espectáculo pueden dar".

[Más información: Un calendario sin parón de selecciones: la solución de los clubes enfadados por las lesiones y la Covid-19]