El Real Madrid disputará la jornada 8 de La Liga ante el Huesca. El equipo entrenado por Zidane vuelve al Alfredo Di Stefano tras dos partidos seguidos lejos de la capital. Primero el de Liga ante el FC Barcelona y luego el de Champions disputado en Alemania. El combinado blanco busca mantener la racha tras ese triunfo en El Clásico.

Noticias relacionadas

La pequeña crisis que se había instaurado en la entidad capitalina se acabó en el Camp Nou. Después de la derrota ante el Cádiz, y con otro mal resultado ante el Shakhtar, los de Zidane necesitaban dar un golpe en la mesa. Ante el máximo rival, con Koeman por primera vez en el banquillo y, además, en el Camp Nou. El Madrid lo tenía todo para reivindicarse, y así lo hizo. 

Tras ese impulso, la nueva prueba es el Huesca. El equipo de Míchel quiere aprovechar el más mínimo error merengue y conquistar la capital. Esta temporada en Primera marchan en la zona baja y aún no saben lo que es ganar en La Liga, por lo que hay poco que perder y mucho que ganar. 

El Real Madrid, para seguir con su buen nivel liguero, sacará un once con algunos cambios y que tendrá la mayor atención en la zona ofensiva. Y es que la convocatoria de Zidane cuenta con nombres como Hazard, Asensio... y Mariano, que vuelve a ser de la partida tras su amigdalitis.

La portería no tiene competencia y Courtois, recuperado en las últimas horas, ocupará una vez más la titularidad. Fue clave ante el Barcelona y quiere volver a cosechar números similares a los del año pasado, cuando se llevó el Zamora de la competición. Y, por delante de él, Zidane es probable que confíe nuevamente en su 4-3-3.

La línea defensiva, sobre todo por las bajas que tiene, apenas cambiará. Varane y Sergio Ramos son intocables en el centro de la zaga y repetirán en el once. El lateral derecho, igualmente, no cambiará apenas y Lucas Vázquez ocupará esa plaza. En los últimos encuentros está recuperando el nivel y ha convencido. La única duda estaría en el lateral izquierdo, donde Zidane optará por Marcelo para dar descanso a un Mendy titular en la mayor parte de la temporada.

Once del Real Madrid

Misma situación vive el centro del campo, que lo completará el tridente habitual en el equipo de Zidane. Casemiro sigue sin bajar el ritmo y es intocable para Zidane. El brasileño estará acompañado por los veteranos Kroos y Modric. Sobre todo el croata, que debido a su edad y al gran nivel de otros como Fede Valverde se está viendo sometido a más rotaciones de las habituales. El Huesca es su cita perfecta.

Incógnita en ataque

Y la punta de ataque, nuevamente, estará liderada por Karim Benzema. El francés ha sido protagonista en las últimas horas por su polémica con Vinicius, pero su gran nivel esta temporada y la confianza que le ha otorgado Zidane le convierten en un fijo de sus onces iniciales. La duda estaba en quién le acompañaría. Hazard sigue adaptándose tras su lesión y su titularidad ante el Huesca le ayudará a acomodarse al equipo. Marco Asensio, también con problemas al inicio de temporada, podrá acompañarle en la otra banda.

[Más información - Zidane recupera su Real Madrid de gala: Hazard y el tridente, Odegaard...]