El guardameta Thibaut Courtois, que tuvo que abandonar la concentración con Bélgica por unas molestias en la cadera, comenzó a trabajar en el interior de las instalaciones de la Ciudad Deportiva de Valdebebas para llegar a punto al partido del sábado de LaLiga Santander del Real Madrid frente al Cádiz.

Noticias relacionadas

Courtois, que el lunes estuvo ausente de la sesión, no hizo trabajo de césped, pero sí en el interior de las instalaciones junto a otros lesionados como su compatriota Eden Hazard, Dani Carvajal y Álvaro Odriozola, según informa el club. Mientras tanto el delantero hispano-dominicano Mariano Díaz y el defensa brasileño Militao se ejercitaron en solitario dentro de las instalaciones y también en el césped.

El resto de la plantilla, salvo los internacionales que se encuentran con sus selecciones nacionales, trabajó a las órdenes del técnico francés Zinedine Zidane, incluidos Marco Asensio, que retornó a los entrenamientos el lunes recuperado de la faringitis que sufría, y varios jugadores del filial.

En cualquier caso, Andriy Lunin estaría preparado en el caso de que Courtois no se encontrase al cien por cien o Zidane decidiera no arriesgarle de cara al estreno en la Champions League del Real Madrid. El ucraniano ya ha dado los suficientes negativos para poder confirmar que no tiene restos de coronavirus. Se espera que el belga sea titular ante el Cádiz, pero no está descartado el estreno del segundo meta en Liga.

Problema con las selecciones

Ya no es cuestión de una relajación de las medidas en España, toda Europa se está viendo afectada de forma importante y el temor a los contagios en los equipos crece considerablemente. El simple hecho de que haya un falso positivo puede hacer que un jugador, por mera precaución, se pierda un encuentro. Que le pase a tu estrella, por ejemplo, puede provocar que en ese choque el plantel lo pase especialmente mal.

El máximo cuidado que está llevando a cabo cada entidad a veces no es suficiente. Pero es que con los nuevos fichajes se está dando la casualidad de que justo surjan casos positivos. En el Barça se pudo ver con Miralem Pjanic y más recientemente con Thiago Alcántara en el Liverpool. En cada movimiento hay riesgo y el hecho de que tus jugadores vayan a diferentes puntos del globo hace aún más crítico ese riesgo que ya subyace aún llevando a cabo todas las medidas de precaución.

Los clubes están haciendo un especial hincapié a sus jugadores para que extremen la atención durante los diez días que estarán con sus selecciones. En España, el hecho de que en la última concentración Adama Traoré no llegó a entrar por la puerta de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas puso a todos con las orejas tiesas. El virus está ahí y nadie quiere comprometer en ningún momento a todo un equipo de fútbol. Todo trabajo de prevención será poco.

El entrenamiento de hoy

A parte de los habituales ejercicios físicos, con intensas series físicas para acentuar la potencia y la resistencia, los guardametas hicieron trabajo específico y se puso especial énfasis en el trabajo de posesión y presión antes de concluir con un partido en espacios reducidos.

[Más información: Courtois y Agüero se 'pican' durante un directo de Ibai: "Escúchame, gilipollas"]