Tras la disputa de otra jornada más, ya solo quedan dos en el camino de Real Madrid y Barcelona para que uno de los dos se corone campeón de La Liga. El conjunto blanco mantiene su distancia de cuatro puntos con los azulgrana, a los que se les acaba el tiempo. Los dos equipos consiguieron vencer ante Granada y Valladolid, respectivamente, pero los merengues aún no han conseguido la distancia definitiva.

Noticias relacionadas

Los de Zinedine Zidane, eso sí, tienen el título en la palma de su mano tras esta última victoria. Al Madrid solo le basta con sumar dos puntos en los dos partidos que quedan para ser campeón, sin importar lo que haga el Barcelona en estas dos jornadas que quedan. Al tener el goal average a favor, al Madrid le valdría un empate a puntos al final de La Liga para quedar primero.

El Barça, por su parte, sabe que solo le vale ganar sus dos partidos y esperar, al menos, una derrota y un empate del Madrid. En cuanto los blancos ganen uno de sus dos compromisos o los azulgranas pinchen, el Real Madrid se alzará con su 34º título de Liga.

Los jugadores del Real Madrid celebran el gol de Mendy al Granada REUTERS

Jornada 37

Dos escenarios harían del Real Madrid campeón este jueves. Para empezar, hay que tener claro que tanto blancos como azulgranas jugarán a la misma hora, a las 21:00 horas. El Barcelona se medirá a Osasuna en el Camp Nou y el Real Madrid al Villarreal en el Di Stéfano. En este punto, con cuatro puntos de ventaja, al club blanco le sirve con ganar para ser campeón independientemente del resultado que consiga el Barça.

Pero el Madrid podría ser campeón si pincha y el Barça no gana tampoco su partido. Un empate o una derrota de los de Zidane no sería suficiente para los de Setién si no ganan su partido contra Osasuna. Sacar solo un punto de ventaja de la jornada 37 no le valdría a un Barça que está a cuatro de distancia y tiene el goal average perdido, por lo que en caso de empate a puntos sería campeón el Madrid.

Por tanto, al Barça solo le vale ganar y esperar el pinchazo del Madrid para llegar con vida a la última jornada. Influirá de una forma u otra si es un empate o una derrota para las cuentas culés en la jornada 38.

Jornada 38

Si el Madrid no ha rematado su campeonato en la jornada anterior, el madridismo puede respirar con calma. Es muy difícil que se le escape esta Liga al Madrid. Un pinchazo contra el Villarreal abriría dos escenarios de cara al final de La Liga dependiendo del resultado blanco contra el Submarino Amarillo, empate o derrota, ya que hay que recordar que la victoria le dará el título matemáticamente al Madrid.

En caso de que el Madrid empatara en la jornada 37, los de Zidane seguirían dependiendo de sí mismos y les valdría la victoria e incluso el empate para ser campeones. Los blancos se miden al Leganés en Butarque el domingo 19 de julio (21:00 horas) cuando al mismo tiempo se estará jugando en Mendizorroza el Alavés - Barça. De perder, habría que esperar que los culés no ganarán.

Una derrota del Madrid contra el Villarreal sí obligaría a los blancos a ganar al Leganés, aunque estarían todavía en una posición privilegiada porque si suma tres puntos no le hace falta mirar lo que hace su rival. En caso de no ganar, ya sea con empate o con derrota, al Barça solo le valdrá sumar tres puntos en su partido para ser campeón.

[Más información: El Real Madrid encarga La Liga tras sufrir para conquistar Granada]