A vueltas con el futuro de Neymar. El brasileño sigue sin encontrarse cómodo en París y ya busca una vía de salida. Mismos argumentos que el curso pasado, pero ahora, en su segundo año en el PSG, una salida sería mucho más sencilla que durante el último verano.

Noticias relacionadas

Neymar no es feliz en París. Echa de menos el ambiente y su vida en España. Tampoco es que su situación en el vestuario sea la mejor de todas, después de todos los roces que surgieron durante la temporada pasada. Sin ir más lejos, su relación con Cavani no parece haber mejorado demasiado y es que se ha visto al uruguayo muy alejado de Neymar y Mbappé tanto fuera como dentro del campo.

Hay que tener en cuenta que la Ligue-1 está muy lejos de la competitividad que hay en otras ligas como la española o la inglesa. El PSG suma sus jornadas por victorias (9 de 9) y ya se ha distanciado en ocho puntos del segundo de la tabla, el Lille. Neymar ha comenzado la temporada como un tiro y ya lleva 10 goles entre todas las competiciones. Pero en ninguna de las grandes ligas existe tal brecha entre un equipo y el resto y eso, a la larga, puede suponer un motivo más para coger las maletas. A Neymar le van los retos y la liga francesa ya dejó de serlo el curso pasado.

Neymar, durante un partido con el PSG Reuters

Otro fracaso europeo sería el detonante

La gran aspiración de Neymar es volver a ganar la Champions League. Ya lo hizo con el Barça en 2015, pero quiere ser quien lidere el proyecto que alce la 'Orejona' y ser el Balón de Oro. Esa es una de las razones por las que finalmente no salió del PSG este verano. Tiene la espinita clavada de los octavos contra el Real Madrid, perdiéndose la vuelta en el Parque de los Príncipes por culpa de aquella lesión que lastró su segunda mitad de la temporada e, incluso, propició que pasara casi de puntillas por el Mundial de Rusia. Sin embargo, otra catástrofe parisina en Europa, le llevaría a buscar la gloria lejos de París.

Neymar sabía que el Real Madrid andaba detrás de él y era un secreto a voces que ambos querían unir sus caminos. Las conversaciones entre ambas partes fueron constantes durante meses, pero a la hora de la verdad, Neymar no quiso dar el paso públicamente agotando toda opción de vestir de blanco. El Madrid no iba a entrar en guerra con el PSG y debía ser el brasileño quien tomara las riendas. No lo hizo. Pero su insistencia en salir a final de temporada le pondría a tiro del Real Madrid otra vez.

Neymar y Mbappé celebran un gol con el PSG Reuters

Si el Madrid no fichó a una gran estrella el verano pasado fue, en la mayor parte, porque se entendía que solo Neymar y Mbappé eran capaces de cubrir un hueco tan grande como el que dejaba Cristiano. Sin embargo, al ver que no había posibilidad de sacar a cualquiera de las estrellas del PSG, se desestimó un gran gasto en otro futbolista. El Madrid tenía el capital preparado. Hasta 300 millones de euros por si Neymar daba luz verde a su salida, pero nunca ocurrió.

Ahora el precio sería inferior y es que ha salido a la luz una cláusula que le permitiría a Neymar salir del PSG el próximo verano por 220 'kilos', prácticamente la misma cantidad que costó su salida del Barcelona en verano de 2017. Un precio que se reduciría hasta los 200 millones de salir en 2020, pero Neymar no quiere esperar. La hoja de ruta del Madrid contemplaba aguantar por Neymar un año más, si no firmaba el pasado verano. El Barcelona también estaría detrás de su fichaje, como se apunta desde la prensa catalana, sin embargo, los roces con la directiva culé hacen muy complicada su vuelta. El Madrid ya ve las señales de humo desde París y son de Neymar.