Desde su llegada al Real Madrid, la presencia de Toni Kroos en el equipo inicial ha sido indiscutible. Ya fuera con Ancelotti, Benítez Zidane, el alemán no desaparecía casi nunca de los once titulares. Hasta este sábado, con Julen Lopetegui ocurría algo parecido, ya que el teutón era uno de los fijos en las convocatorias del cuadro merengue.

Noticias relacionadas

Sin embargo, el técnico vasco tenía guardadas varias sorpresas para el duelo ante el Espanyol. Si bien la gran noticia ha sido la convocatoria de Vinicius para el duelo, la ausencia de Kroos en la misma era igual de sorprendente. Pero el motivo no es otro que darle un descanso más que merecido para no agotarle antes de tiempo.

El ex del Bayern Múnich era uno de los jugadores con más minutos hasta la jornada 5. Solo se había perdido la segunda parte de la prórroga ante el Atlético de Madrid en la Supercopa de Europa, lo que le colocaba en tercera posición en minutos disputados con más de 500.

Toni Kroos REUTERS

Un duro calendario por delante

Si bien es cierto que Kroos apenas había tenido descanso hasta este sábado, también lo es que no lo tendrá en los siguientes encuentros. Tras el duelo con el Espanyol, el Madrid se medirá al Sevilla en el Sánchez-Pizjuán y al Atlético de Madrid en el primer derbi madrileño de la competición doméstica. En ambos encuentros, la presencia de Kroos es indiscutible, y no será en los únicos duelos.

Tras esta dura semana, la Champions League vuelve y el Madrid tendrá que realizar un largo viaje hasta Moscú para medirse al CSKA, donde Kroos, a priori, también será uno de los elegidos en el once. Tres partidos a los que se podía sumar el duelo de Liga contra el Alavés y, posteriormente, otros dos encuentros con Alemania en el parón de selecciones de octubre, donde su presencia en la convocatoria de Löw, si nada lo remedia, parece clara.

Clave para Lopetegui en la medular

Una temporada más, Kroos vuelve a ser una pieza clave del Real Madrid. El germano es un futbolista al que no le importa jugar todos los partidos, sin embargo, por ese rol tan importante, Lopetegui necesita que esté lo más fresco posible para los tramos decisivos del curso. Junto a Modric son los encargados de crear el juego del equipo, son el eje del cuadro merengue y de sus pies depende el devenir de muchos de los partidos, por lo que tener a Kroos en la mejor forma posible es uno de los puntos que más tendrá en cuenta su entrenador durante toda la temporada.