Luka Modric está viviendo uno de sus veranos más ajetreados. Tanto a nivel deportivo como a nivel personal. Su nombre aparece en todas las portadas y, después de lograr ese protagonismo por sus grandes actuaciones en el Mundial de Rusia, el croata se ha mantenido el la cúspide de la actualidad como consecuencia de los rumores de su salida al Inter.

Noticias relacionadas

Una historia que ha llegado a su fin después de que el Real Madrid haya denunciado al club italiano ante la FIFA y después de alcanzar un acuerdo con el jugador para firmar un contrato nuevo en las próximas fechas. El veterano mediocentro ya solo piensa en lo que hacer en el césped y se marca un nuevo objetivo: el Balón de Oro.

Modric terminó como el mejor jugador del Mundial y rompió la tradición de poner todos los focos en jugadores ofensivos y goleadores como Messi y Cristiano. Su candidatura para el Balón de Oro es completamente seria y tiene grandes opciones. El último en apoyar la opción de su triunfo es Tuchel, entrenador del PSG.

Tuchel, entrenador del PSG EFE

En su última rueda de prensa, el técnico se acordó del croata ante las preguntas sobre Neymar y Mbappé, un gesto reconocido y que demuestra que Modric parte con grandes opciones. Y es que, para Tuchel, "para alcanzar sus metas personales se necesita el colectivo". 

"Jugadores como Kanté, Modric, Rakitic, también son candidatos para el Balón de Oro y está claro que son jugadores de equipo", aseguró ante los medios de comunicación. Concluyo alagando a sus dos estrellas y recalcando estar "muy contentos" por tener a Neymar y Mbappé en sus filas.

Ambos sonaron para abandonar el equipo este verano y la opción del Real Madrid ha rodado a los dos jugadores ofensivos. Buscan resarcirse tras su fracaso europeo el curso pasado y encabezando un proyecto nuevo con Tuchel a la cabeza y jugadores consagrados en el esquema como Cavani.