Mateo Kovacic quiere abandonar el Real Madrid. Esa fue su petición durante el Mundial de Rusia. Sin haber conocido a Lopetegui, y sin saber aún cómo iba a ser la planificación de la plantilla, el joven croata optó por lanzar un órdago a la entidad merengue.

Noticias relacionadas

Una vez finalizada la competición de selecciones, Kovacic sigue de vacaciones sin pronunciarse al respecto de sus palabras. No muestra ninguna preocupación en las fotografías compartidas en las redes sociales y sigue a la espera de resolver su futuro en la capital española.

Sin embargo, lo que es una realidad es que tiene razones de sobra para quedarse en el Real Madrid. Así se lo están intentando hacer ver en el club durante las últimas semanas. Las declaraciones de algunos jugadores como los gestos del resto de componentes del equipo son algunos de los ejemplos.

Kovacic y Modric con Croacia Reuters

Sucesor de Modric

Kovacic sigue a Modric tanto en el Real Madrid como en la selección. Son compañeros y amigos. De hecho, el joven de 24 años es admirador confeso de la estrella de Zadar. Teniendo en cuenta las similitudes que ambos comparten a la hora de jugar, así como la cercanía con la que están trabajando estas últimas temporadas, Kovacic es el sucesor perfecto de Modric.

El actual Balón de Oro del Mundial es fundamental en el Real Madrid y mantiene el mismo papel en su selección, donde además porta el brazalete de capitán. Sin embargo, sus 32 años no le auguran una carrera mucho más larga al máximo nivel. El Real Madrid notará su baja cuando esta llegue y la presencia de Kovacic en el equipo sería fundamental para evitar problemas.

Títulos asegurados

Si algo tiene el Real Madrid son trofeos en sus vitrinas. Tanto que tras ganar La Decimotercera hubo que reformar la sala en la que lucen las Champions del club merengue. Es el principal motivo por el que la entidad fue nombrada Mejor Club del Siglo XX y también por el que opta por repetir en esta nueva época.

Kovacic, junto a Marco Asensio, en un partido del Real Madrid Reuters

Las tres Champions consecutivas son el fiel reflejo de un éxito constante. El Madrid busca eso y, lo que parece imposible para muchos, en el cuadro merengue se convierte en un objetivo factible. Kovacic, en las tres temporadas que lleva en la capital, acumula tres Champions, dos Supercopas de Europa, dos Mundiales de Clubes, una Liga y una Supercopa de España.

Confianza del club y de Lopetegui

El Real Madrid no quiere que se vaya. Fue una firme apuesta y su traspaso, por muchos criticados, con el tiempo ha resultado ser un gran acierto. Por ello, en la capital no están dispuestos a dejar marchar a uno de los grandes talentos del actual panorama futbolístico. 

Igualmente, esa importancia que tiene para el Madrid la comparte Lopetegui. El nuevo técnico vasco tiene un estilo de juego de toque en el que los centrocampistas son el eje principal para llegar a la portería contraria. Kovacic tiene velocidad, toque, calidad a la hora del pase y también con opciones de lograr algún que otro tanto. Con la escuadra merengue defendiendo su continuidad, el apoyo de Lopetegui aumenta aún más la firmeza del conjunto madrileño.

Encaja en el proyecto

Los 24 años de Kovacic le convierten en una de las referencias en el proyecto de presente y futuro que está intentando organizar el Real Madrid. A los Asensio, Ceballos y Theo se sumó anteriormente Kovacic.

Su perfil es perfecto para el Real Madrid. A la juventud se suma su calidad, pero sobre todo su personalidad. Más allá de sus últimas declaraciones pidiendo más minutos, Kovacic se ha mantenido al margen de cualquier tipo de polémica. Ha cumplido siempre que se le ha pedido y contando con el apoyo de todos los aficionados.

Kovacic y Dalic, seleccionador croata Reuters

Catapulta a la selección croata

El Real Madrid es el trampolín perfecto para acabar en los respectivos combinados nacionales. Hasta 15 jugadores, incluido Kovacic, fueron al Mundial de Rusia para dar al equipo merengue la mayor representación posible.

Esta es una de las cuestiones que llevaron al croata a pedir su salida. Quiere seguir yendo con su selección pero además aumentando su relevancia. Ser suplente en el Madrid, sin embargo, no choca con la opción de ir convocado. Ejemplos como Lucas Vázquez o Nacho, que han servido de revulsivos, son los que debe seguir el centrocampista para cumplir su objetivo de triunfar con Croacia. Y lo puede hacer desde el Madrid.