El fichaje de Cristiano Ronaldo por la Juventus sigue generando reacciones más de quince días después de que se hiciese oficial. El impacto causado por su desembarco en Turín es descomunal. El último en hablar sobre cómo puede afectar a la Serie A la llegada del '7' ha sido José Mourinho, entrenador del Manchester United

Noticias relacionadas

El técnico ha alabado a la directiva juventina por la contratación del crack ya que "es fantástico" para seguir dominando el fútbol italiano. Aunque no todo fueron buenas palabras para los bianconeri, el exentrenador del Inter de Milán avisó de las consecuencias que puede tener para otros equipos la llegada del futbolista luso. "Puede servir de motivación", dijo el preparador advirtiendo que no todo está hecho en el Calcio, teniendo en cuenta que equipo como la Roma o el Nápoles también estarán en la pelea.

Estas palabras las dijo en una rueda de prensa en Estados Unidos donde se encuentra su equipo preparando el inicio de la Premier League del 10 de agosto. Los red devils llevan varias jornadas de pretemporada y tras los problemas que tuvo su jugador Alexis Sánchez con su visado para viajar al país americano, resueltos, se han enfrentado al Milan y al San Jose  Earthquakes, ambos finalizados en empate.

Viejos conocidos 

El próximo choque les enfrentará al Real Madrid el 1 de agosto en Miami, allí debutará el conjunto de Lopetegui y será la repetición de la última Supercopa de Europa en la que vencieron los blancos por 2-1, con goles de Casemiro e Isco para los merengues y de Lukaku para los ingleses. 

Gareth Bale entrenado con el Real Madrid

En ese partido jugará Gareth Bale, que está ante su gran oportunidad de convertirse en el jugador insignia de los madridistas y se enfrentará a un entrenador que nunca ha negado su deseo de poder contar con él. Tras unas palabras en las que dejó claro que necesitaba dos jugadores más para su plantilla, todo apunta a que el gran deseo del exentrenador del propio conjunto merengue es el galés aunque nada más lejos de la realidad, ya que no se moverá.