El 26 de mayo todo aficionado al fútbol estará mirando a Kiev. Real Madrid y Liverpool se enfrentarán en el partido que cualquier equipo quiere jugar. Los de Zidane defienden el título de campeón ante los que han sorprendido con su avance en la competición. Klopp y su Liverpool pretenden devolver al club inglés la gloria que tanto tiempo llevan sin saborear. Un verdadero duelo de entrenadores.

Noticias relacionadas

Zidane y Klopp: la otra final de Kiev

ZIDANE TOMA EL MANDO EN EL MADRID

El francés ha sido el culpable de los últimos éxitos del Real Madrid. Ha implantado su forma de gestión para recuperar la mejor versión de un equipo que no terminaba de dar todo lo que podía. Zidane ha hecho historia hasta llegar a Kiev. Primero ganando dos Champions consecutivas y después colándose en una nueva final cuando muchos daban por muerto al equipo merengue por su mala versión de Liga. Pero con el técnico galo a los mandos prácticamente nada es imposible. Y es que Zidane ha optado por configurar una plantilla casi fija. Pocos cambios de una temporada a otra y manteniendo de cualquier forma el buen ambiente en el vestuario. Esa es una de las claves del Madrid: la unidad. Con sus claves puestas en funcionamiento el conjunto merengue vuelve a liderar el fútbol mundial. Busca la tercera 'Orejona' y afianzar su nombre en la lista de mejores entrenadores de la historia. Sin Liga y sin Copa, terminar con una nueva Champions dejaría en el olvido el resto de errores que pudiera haber cometido.

Zidane y Klopp: la otra final de Kiev

LA ERA KLOPP EN LIVERPOOL

El entrenador alemán también ha cosechado un buen recorrido antes de llegar a una nueva final de Champions. Su paso por el Dortmund fue la catapulta perfecta para poner su nombre encima de la mesa. Klopp logró pelear por el trono europeo con una plantilla repleta de canteranos y jugadores jóvenes que, posteriormente, darían el salto a otros clubes de primera línea. Lewandowski y Reus -llegó a sonar para el Madrid y finalmente se quedó-, los ejemplos más destacados. Esa buena gestión le hizo recalar en un Liverpool que quería recuperar su historia. Reaparecer entre los mejores clubes del continente. Sin embargo, y a pesar del buen trabajo, no han logrado obtener ningún título en estas dos temporadas que lleva en Anfield. Una final de Europa League pérdida ante el Sevilla y unas posiciones en la Premier algo insuficientes. Este 26 de mayo tienen su gran oportunidad de certificar el proyecto y justo en la misma temporada en la que su piedra angular, Coutinho, abandona el equipo para marcharse al Barcelona. Un golpe en la mesa en toda regla. De momento, sin el brasileño, Salah, Mané o Firmino son los reyes del equipo aunque habrá que esperar a ver si toman el mismo camino que las pasadas estrellas del Dortmund.

LAS SIMILITUDES

Ambos técnicos han recorrido un camino complicado. Ninguno ha tirado de grandes fichajes -a excepción del caro traspaso de De Vrij- y su pilar está en el factor mental. Mantener a la plantilla enchufada psicológicamente es una de las claves de su trabajo y así lo están realizando hasta el momento. Klopp preparando la final en un búnker de Marbella y Zidane con una última barbacoa el fin de semana para unir e intimar con los jugadores merengues. El triunfo de cualquiera de ellos les afianzaría en la élite a pesar de las críticas que los dos han protagonizado.