La semana decisiva del Real Madrid ha comenzado ya en Valdebebas. Apenas quedan cinco días para que se dispute la final de Champions y los blancos han vuelto a entrenarse este lunes para preparar el partido contra el Liverpool. Los de Zidane disputaron su último encuentro liguero este fin de semana contra el Villarreal que acabó con un empate a dos, y desde el sábado, los jugadores no piensan en otra cosa que no sea Kiev.

Noticias relacionadas

Después de disfrutar del día libre después del partido contra el Villarreal, los madridistas tuvieron la mañana libre del lunes y se entrenaron por la tarde en las instalaciones del club blanco. La buena noticia es que Zidane ha podido contar con toda la plantilla al completo para el entrenamiento en una sesión donde el trabajo con el balón fue protagonista. También estuvieron presentes y se ejercitaron con normalidad todos los que jugaron contra el equipo castellonense.

LA CARRERA POR EL PUESTO EN KIEV

Todos los jugadores se ejercitarán con la mente y los cinco sentidos puestos en la Champions ya que de ellos depende convencer a Zidane o no de cara al 26 de mayo. Zidane observará muy de cerca el trabajo de cada uno de los futbolistas para ver quiénes serán los elegidos para el once de Kiev. Los titulares parece prácticamente definido a falta de dos piezas importantes: los acompañantes de Cristiano Ronaldo en el ataque merengue. Isco parece uno de los grandes favoritos, sin embargo, no sería de extrañar que el francés apostase por la BBC, como en El Clásico. Además, no se olvida tampoco de Lucas Vázquez y Asensio, que esta temporada han demostrado estar al mejor de los niveles.