Después de que tuviera lugar el último entrenamiento antes de viajar a Castellón para enfrentarse al Villarreal, el Real Madrid volvió a repetir la jornada de convivencia con las familias en Valdebebas. Una vez más, la barbacoa fue la gran protagonista. Esta tradición se instauró con José Mourinho en el vestuario, y se repitió antes de la final de Champions de Milán y Cardiff con el objetivo de desconectar antes del gran partido que medirá al conjunto de Zidane contra el Liverpool en Kiev el próximo 26 de mayo.

Noticias relacionadas

La comida se ha celebrado en Valdebebas después del entrenamiento en el que Zidane ha contado con toda la plantilla. La mano de Pablo, un restaurante uruguayo de la capital, fue el encargado de servir la exquisita carne en un menú que incluía tarta de merengue y nata. Además de las carpas, que estaban al lado de uno de los campos de entrenamiento, también había actividades para los niños además de castillos hinchables. Sin embargo, el tiempo no acompañó mucho a los madridistas ya que el día en la capital fue nubloso dejando algunos chubascos. Algunos de los madridistas, como Carvajal y Marcos Llorente, compartieron fotografías de la barbacoa en sus redes sociales.

c996a811-3df0-4624-be4a-3ba1fd310cb3

¿QUIÉN ACUDIÓ A LA BARBACOA?

Las mujeres y niños de los jugadores y cuerpo técnico disfrutaron del buen ambiente que hubo en Valdebebas. Pese a que Zidane aseguró que no es supersticioso, otra vez se ha celebrado la barbacoa de la conjura antes de que se dispute la final de Champions League, en este caso contra el Liverpool, y esperan que les de nuevamente suerte como pasó en Milán y Cardiff.