Gareth Bale fue el encargado de abrir el marcador del Real Madrid - Celta de Vigo. El extremo merengue adelantó al conjunto dirigido por Zidane con un gol en el minuto 13. Luka Modric ponía el balón a la espalda de una defensa adelantada haciendo que el galés disparase entre los centrales y el portero, sin fallar en la primera ocasión que ha tenido contra el conjunto gallego.

Noticias relacionadas

Sin embargo, pese a que el gol fue totalmente legal, los jugadores del conjunto rival pidieron al árbitro del partido que el tanto fuese anulado por posición antirreglamentaria del galés. En las imágenes se puede observar que un defensa del Celta estaba adelantado, habilitando al '11' blanco, por lo que no estaba en fuera de juego. Gareth Bale celebró ese 1-0 con rabia en el que podría ser su último partido en el Santiago Bernabéu.

Bale no estaba en fuera de juego: gol legal del Madrid ante el Celta

El galés, que volvía a ser titular tras el partido contra el Barcelona en el Camp Nou, volvió a marcar otro golazo poniendo el 2-0 momentáneo en el marcador del Real Madrid - Celta. En el segundo tanto, Bale se va en carrera, intenta el caño sobre Jonny, que a pesar de que no le sale bien, finaliza dentro del área con un zurdazo que entra cerca de la escuadra izquierda imposible de parar para Sergio Álvarez. Tanto los jugadores como la afición del Santiago Bernabéu alucinaron con el tanto del extremo, quien recibió un fuerte aplauso de la grada.

PON NOTA AL ÁRBITRO

Recuerda que puedes valorar la actuación del colegiado gracias a El Bernabéu. Pon tu nota al árbitro.