La polémica fue la auténtica protagonista del duelo que vivieron Barcelona y Real Madrid este domingo en el Camp Nou. La resaca del partido continúa y siguen saliendo a la luz detalles del cara a cara entre los dos grandes del fútbol español. El último lo ha mostrado el programa El Golazo de Gol, donde se puede ver como después de que Cristiano Ronaldo marcase el gol del empate a uno y tuviese que ser atendido por los servicios médicos por unas molestias en su tobillo, la afición azulgrana gritó 'písalo, písalo', Piqué estaba al lado del delantero portugués mientras le atendían. Una muestras más de antideportividad y falta de 'valors' de los culés.

Noticias relacionadas

El '7' blanco se quedaba en el banquillo tras el descanso y se hacía oficial que sufría un esguince leve de tobillo, después del pisotón de Gerard Piqué en el 1-1. Ronaldo no estará ni ante el Sevilla este miércoles día 9, en partido aplazado por la disputa de la final de la Copa del Rey, ni contra el Celta el próximo sábado 12. El plan es que pueda tener ya minutos en el último partido de La Liga frente al Villarreal y esté al cien por cien para la final de la Champions League.

UN CLÁSICO DE ALTA TENSIÓN

Pese a que desde ciertos sectores se quiso vender que El Clásico iba a tener un cierto toque descafeinado, lo cierto es que desde el pitido inicial se pudo ver a los jugadores dejándole todo sobre el terreno de juego. Polémica, tanganas y mucha pasión para demostrar que en un Madrid - Barça siempre hay más que tres puntos en juego.