Shaqiri, que fichó por el club inglés en el verano 2015, ha levantado un verdadero torbellino a causa de sus últimas polémicas declaraciones. El jugador suizo, que desde que milita en el Stoke City considera que no tiene el nivel que desea a su alrededor, se estaría planteando romper el contrato que tiene en vigor con su actual club.

Noticias relacionadas

El suizo llegó procedente del Inter de Milán, donde compartía vestuario con jugadores de la talla de Icardi o Mateo Kovacic. Años atrás, militaba en las filas del Bayern Múnich, donde compartía vestuario con jugadores de la talla de Robben, Ribéry o Thiago.

LA RAJADA

"Tengo la sensación de que incluso un Ronaldinho podría hacer poco en este equipo, es desolador. Tenía que haberme dado cuenta de que es un poco diferente cuando tienes jugadores como Ribéry y Thiago en el Bayern, o Icardi y Kovacic en el Inter. Aquí en Stoke no puedo ejercer demasiada influencia, simplemente porque hay una falta de calidad a mi alrededor. Podría hacer un cambio extremo en el Stoke en el mercado de transferencias este verano para revivir mi entusiasmo".