Takuhiro Nakai es un centrocampista japonés que, a sus 15 años, juega en el Cadete B del Real Madrid. Llegó en 2014 procedente del Azul Shiga. Precisamente en esa zona creció también Takashi Inui. El extremo de 29 años se ha convertido en el padrino particular de la joya madridista.

Noticias relacionadas

PRESENTE Y FUTURO DE JAPÓN

Y mientras el futuro jugador del Betis causa furor, Nakai, o como le apodan en EspañaPipi, ilusiona al país asiático. El mediapunta tiene un futuro prometedor por delante, y el propio Inui lo sabe. En sus redes sociales publicó una fotografía de ambos, la cual acompañó del siguiente texto: "Es técnicamente increíble. Y ya es más alto que yo".

Estas palabras vuelven a delatar el carácter de Inui, quien, pese a aparentar timidez debido a su poco conocimiento del español, es muy bromista. No es la primera vez que se puede ver a ambos jugadores juntos en las redes sociales, ya que comparten una gran amistad.

INUI, UN LÍDER NIPÓN

Inui fichará este verano por el Betis, dando así por finalizada su etapa en el Eibar. Al conjunto armero llegó en 2015 por 500.000 euros procedente del Eintracht Fránkfurt. En los tres años que ha permanecido en el modesto equipo vasco, ha jugado 94 partidos, en los que ha marcado once goles y repartido doce asistencias.

Gracias a estos números, Inui se ha convertido en un auténtico ídolo de su país, donde actualmente se encuentra recuperándose de unos problemas musculares. Su objetivo es estar entre los 23 seleccionados por Japón para el Mundial de Rusia 2018, tras entrar en la pre-lista de 27 nombres.