El primer partido del Juvenil C en la Puskas Cup se saldó con un empate ante el Budapest Honvéd. El equipo húngaro es uno de los favoritos, ya que es el club que más veces se ha llevado la competición con cinco campeonatos, y ahora habrá que estar atentos a la diferencia de goles en los próximos encuentros en caso de que se mantenga la igualdad a puntos. El duelo comenzó con un penalti a favor del Budapest Honvéd en el minuto 5. Cipf fue el encargado de lanzar la pena máxima y batir al guardameta madridista que llegó a rozar la pelota. 

Noticias relacionadas

Desde entonces los de Manu Fernández se lanzaron sobre la portería húngara, aunque no encontrar el premio hasta el minuto 54. Vassi aprovechó un lanzamiento en largo y una gran asistencia para definir con sangre fría en el uno contra uno. En el otro partido del Grupo B, el Genk se impuso al Sporting de Portugal por 2-0. El conjunto lisboeta será el próximo rival del Juvenil C este sábado a las 12:15 horas. El filial merengue está obligado a ganar para mantener intactas sus posibilidades de pasar a la gran final que se disputará el lunes.