Real Madrid y Casademont Zaragoza pelean por un rebote

Real Madrid y Casademont Zaragoza pelean por un rebote ACB Media

Baloncesto CASADEMONT ZARAGOZA 65-86 REAL MADRID

Sergio Llull aparece a tiempo para evitarle un problema al Real Madrid que vence en Zaragoza

El equipo blanco pasó apuros en el segundo cuarto antes de poder cerrar el choque gracias a un mayor ritmo ofensivo a la aparición del base (65-86).

4 diciembre, 2021 22:32

Victoria del Real Madrid a domicilio ante un duro Casademont Zaragoza que tuvo opciones de pelear el partido, pero que se terminó desinflando en un tercer cuarto donde los de Pablo Laso subieron un par de marchas su intensidad defensiva y su ritmo en ataque para sellar una valiosa victoria dentro de un calendario muy apretado. [Casademont Zaragoza 65-86 Real Madrid: Narración y estadísticas].

La buena actuación de Yabusele en los primeros minutos y sobre todo el gran partido en ataque de Sergio Llull, que se fue hasta los 17 puntos, fueron claves para que el Real Madrid evitara justo a tiempo tener problemas a finales del partido y poder tener así un desenlace tranquilo del choque. 

Sorprendió Pablo Laso desde el comienzo con un quinteto titular bastante extraño. Nigel Williams-Goss, que sigue acumulando minutos tras su lesión, llevaba la manija del juego contra un Sergio Llull que se convertiría en el gran héroe. En el juego interior y en la faceta más defensiva un activo Hanga era el guardaespaldas perfecto de la pareja formada por Yabusele y Tavares

El jugador francés marcó las diferencias desde el inicio con varias acciones de mérito, tanto en ataque como en defensa, consecutivas. Estaba siendo un dolor para el armazón del equipo zaragozano que no conseguía pararle ni por dentro ni por fuera. Su actuación en los primeros minutos fue clave. Por su parte, Casademont sufría para sumar puntos y estaba registrando unos pésimos porcentajes en el tiro. A mediados del primer cuarto, marcador de 5-9. 

No estaba siendo una fiesta ofensiva el partido, pero en ese momento apareció Sergio Llull para encender la chispa de su bomba que explotaba con dos triples consecutivos. Casademont registró una pequeña mejoría en la faceta anotadora, pero primer cuarto caía del lado del Real Madrid por 15-20. 

Sin embargo, los buenos minutos del conjunto blanco se quedaron ahí. Un parcial de 10-1 provocó que en el segundo cuarto se viviera una historia completamente diferente. Laso estaba intentando rotar mucho al equipo y quizás eso provocó algo de desorden defensivo. Los blancos no hacían más que acumular pérdidas y puntos en contra al contrataque. Thomas Heurtel no había salido acertado en sus primeras intervenciones y la pareja con Llull no funcionaba. El partido daba la vuelta con el 30-25 a falta de 04:40.

Una técnica por protestar al base francés marcó el devenir del resto de la primera parte con un Real Madrid totalmente desdibujado y más pendiente de los árbitros. La circulación exterior estaba siendo pésima con una calidad en los pases muy por debajo de lo habitual y de lo necesario. Las faltas y las pérdidas fueron su talón de aquiles mientras Tavares sacaba la cara por el equipo en la lucha por el rebote. El Madrid contuvo la sangría y al descanso solo se fue uno abajo. 

Ya en el tercer acto, el Real Madrid salió con otra cara, mostrando su mejor versión y encaminándose hacia el golpe definitivo que rompiera el partido. Tras los problemas vividos para rotar el balón lejos del aro, Laso quiso romper los esquemas con ataques muy rápidos y eléctricos de Goss que empezaron a desestabilizar el partido. Luego, la lucha bajo lo aros, con Poirier, Yabusele y Tavares estaba más que ganada. Por su parte, en Zaragoza solo Stan Okoye conseguía intimidar algo a la defensa madridista. A falta de 05:20 los visitantes vencían por 44-48. 

El golpe definitivo

Tavares tuvo problemas cuando cometió su tercera falta, pero el Madrid estaba ya más que lanzado. Un parcial de 3-12 terminó de abrir el hueco en el marcador que los de Laso necesitaban para vivir un final tranquilo de encuentro. Lo necesitaban porque la pájara del segundo cuarto podía aparecer en cualquier momento. Llull seguía a lo suyo, anotando sin parar, y mandaba al Real Madrid con +10 al último cuarto. 

Ya en el acto final, Casademont se desinfló por completo y entregó la cuchara antes de tiempo de una manera exagerada. Con Poirier haciendo daño en la pintura y Taylor haciendo valer su ley desde el perímetro, el Real Madrid dio un paso de gigante hacia la victoria situando la renta muy por encima de los diez puntos en momento indicado.

Para dar la puntilla, Heurtel y Llull se asociaron formando una unión de éxito. 13 puntos y 5 asistencias del galo y 17 tantos del de Mahón para darle otra victoria más al líder. A destacar en el partido también el excelente nivel de Anthony Randolph, un jugador que ha estado más de un año lesionado por una rotura del tendón de aquiles y que ha vuelto con números muy positivos de 7 puntos y 3 rebotes. 

Casademont Zaragoza 65-86 Real Madrid

Casademont Zaragoza: San Miguel (5), Font (-), Okoye (15), Vanwijn (4), Deon Thompson (5) -cinco inicial- Radoncic (9), Hlinason (6), Javi García (-), Mobley (13), Waczynski (6) y Sipahi (2).



Real Madrid: Williams-Goss (7), Llull (17), Hanga (4), Yabusele (9), Tavares (3) -cinco inicial- Núñez (2), Heurtel (13), Vukcevic (-), Poirier (7), Randolph (7), Taylor (9) y Causeur (8).

Parciales: 15-20 | 21-15 | 13-24 | 16-27



Arbitros: Pérez Pérez, Oyón y Vicente Martínez. No hubo excluidos.



Incidencias: partido correspondiente a la duodécima jornada de Liga disputado en el pabellón Príncipe Felipe ante 6.083 espectadores.