Luka Doncic está acostumbrado a lo largo de su carrera profesional a romper récords históricos casi en cada partido. Desde que debutó con la camiseta del primer equipo del Real Madrid cuando todavía era menor de edad hasta ahora, cuando acaba de cumplir los 22 años, su trayectoria se ha basado en crear una leyenda mágica día tras día. 

Noticias relacionadas

El base de los Dallas Mavericks se ha convertido en uno de los mejores jugadores del mundo cuando tan solo suma algo más de dos años en la NBA. Sus registros, partido tan partido, se comparan con los de las mayores leyendas de la historia del baloncesto y, muchas veces, salen perdiendo en la comparación del prodigio esloveno. 

Doncic está llamado a dominar el baloncesto mundial y a hacer historia en este deporte. Su destino es terminar su carrera entre los más grandes de siempre y convertirse en el mejor jugador europeo de todos los tiempos. Para ello necesitará triunfar en la NBA a nivel de título, pero, al menos, en cuanto a números va a ser difícil que no se convierta en uno de los más grandes de siempre. 

Luka Doncic se lamenta durante un partido de la NBA REUTERS

Justo unos días antes de celebrar su 22 cumpleaños recibió la noticia de que estará en su segundo AllStar como jugador de la NBA y lo hará como titular, lo que le convierte no solo en uno de los favoritos para la afición, sino en uno de los más admirados y respetados dentro de la liga. A pesar de su juventud y de su poca experiencia, el exmadridista ya es uno de los más grandes. 

Está abonado al triple-doble casi todas las noches y ya el pasado año consiguió meter, prácticamente en solitario, a los Dallas Mavericks en los playoffs, donde dejó alguna que otra exhibición para el recuerdo. En la temporada más larga y difícil que se recuerda, Luka apareció para demostrar su grandeza. Ahora se le compara incluso con Larry Bird

Sin embargo, el liderazgo de Luka, que ya sabe lo que es arrasar en Europa y ganarlo todo con el Real Madrid, se extiende más allá de la pista, donde es uno de los mejores y donde tiene el privilegio de haber ganado el premio de Rookie del Año de la NBA y de haber sido seleccionado siempre en los mejores quintetos. 

El último récord de Luka

El último récord que ha alcanzado el esloveno habla de la enorme trascendencia que ha ganado en poco más de dos años en la mejor liga del mundo y del gran poder mediático que supone. Su última hazaña se ha tratado de ser el protagonista de la venta del cromo más caro de la historia, nada más y nada menos que un total de 4,6 millones de dólares.

 

La magnitud de este récord se comprende todavía mejor si se mira cuál había sido el cromo más caro de la historia del baloncesto antes de esta compra. Fue una carta de Giannis Antetokounmpo adquirida hace unos meses por un valor de 1,812 millones de dólares. El cromo de 'Anteto' superaba ligeramente a otro de LeBron James muy similar. 

Este cromo de Doncic que se ha convertido en el más caro de todos los tiempos en el baloncesto es una carta única del jugador esloveno de su año de rookie que está firmada por él mismo. Este objeto de coleccionista se ha quedado a su vez muy cerca de ser el cromo más caro de la historia del deporte, que fue un cromo del jugador de béisbol Mickey Mantle del año 1952 vendido a principios de este año por 5,2 millones de dólares, pero que solo tres años antes había sido vendido por algo más de la mitad. Sin duda, un récord espectacular e inesperado que se apunta a la increíble trayectoria de Luka Doncic.

[Más información: Campazzo y la confesión sobre su dura adaptación a la NBA que engrandece el talento de Doncic