La situación de Facundo Campazzo sigue siendo muy complicada. El jugador sabe que en el Real Madrid está en su propio casa, junto a su familia, pero su sueño de llegar a la NBA sigue estando muy vivo. Por eso, el argentino apura sus opciones para buscar la forma de poder irse, hecho que no es fácil, y de causar el menor perjuicio al equipo que le ha hecho grande en Europa

Noticias relacionadas

El base argentino del Real Madrid es, hoy por hoy, uno de los mejores jugadores del continente. No hay mejor director de juego que el 'Facu' en todo el baloncesto europeo. Pero sobre todo, es el líder del proyecto de Pablo Laso para intentar recuperar el trono tanto en Liga Endesa como en Euroliga. Sin embargo, el técnico vitoriano podría encontrarse ante la situación de perder a un jugador como Campazzo a mitad de temporada, en las vísperas de disputar la Copa del Rey y con todo por jugarse. 

La posibilidad de que esto ocurra es real, ya que las circunstancias especiales de una NBA tan atípica como este temporada 2020 podrían provocar que el playmaker no llegara a ninguna franquicia hasta el mes de diciembre de este año o incluso enero de 2021. A pesar de que en la 'Casa Blanca' tuvieran la certeza de que esto pudiera ocurrir, seguirían contando con el argentino hasta que agote definitivamente sus días con la elástica madridista, pero el reto llegará después.

Facundo Campazzo busca la asistencia Twitter (@RMBaloncesto)

Pablo Laso se verá obligado a sacar toda su sabiduría y su pericia para poder reconstruir e impulsar a un equipo que seguiría su camino sin uno de sus mejores baluartes. O bien, podría intentar que el peso de Campazzo fuera más reducido desde que comenzara la temporada para luego notar menos su ausencia. La baja de Campazzo no es ni mucho menos segura, pero el Real Madrid tiene el deber y la necesidad de mirar al futuro e intentar adelantarse a los acontecimientos para pelear con las mayores garantías por todos los títulos, empezando por una Supercopa Endesa que se jugará en unos días. 

El camino de Facundo Campazzo

Campazzo sigue buscando la mejor manera de salir del Real Madrid para poder cumplir el deseo de muchos jugadores de baloncesto que sueñan con jugar algún día en la mejor liga del mundo. El base del Real Madrid no es, ni más ni menos, que uno de esos chicos que creció en su Córdoba natal soñando con encestar la pelota en los mejores aros del mundo, los de las canchas y los pabellones de las franquicias de la NBA. 

Sin embargo, la vida le trajo hasta Europa, concretamente hasta el Real Madrid, para convertirse en una de las amenazas del equipo de Pablo Laso, en su jugador estrella, en uno de los líderes del mejor vestuario del viejo continente. No obstante, el base de la albiceleste considera que su etapa en el club blanco ha terminado, al menos por ahora, porque tiene todavía tiene un sueño por cumplir. Llegar a la NBA e intentar triunfar como ya lo ha hecho aquí. 

Campazzo, durante el partido de Copa del Rey entre el Real Madrid y Valencia Basket ACB

Por eso, lleva meses estudiando la forma de poder desvincularse del equipo madridista, eso sí, de la mejor forma posible, de manera que ambas partes queden satisfechas más allá de la pérdida de uno de los ídolos de la afición madridista. Club y jugador comprenden la dificultad de la situación y por ello, tras mucho discurrir, se ha abierto una posibilidad en el camino de Campazzo que podría facilitarle su lanzamiento a la liga americana. 

La posibilidad que se ha planteado y que se encuentra en periodo de estudio, sería la de que Facundo Campazzo jugase gratis en el Real Madrid hasta que se produjera su salida para así, ir pagando con su salario esa cláusula que lo retiene. La idea es que el 'Facu' invierta su sueldo para ir restando poquito a poquito euros a esa cifra de 6 millones que lo separa de la NBA y que, en un primer pago, es de dos millones de euros. De esta forma, el argentino seguiría siendo propiedad del equipo blanco hasta su marcha y cuando llegara ese día, poder afrontar un pago menor que le permita abandonar la 'Casa Blanca'. 

La idea que tiene Campazzo es no recibir las mensualidades que podría cobrar en el Real Madrid hasta su salida y así restarlo a la cantidad que le liberará del equipo madridista. Esto supondría darle un gran bocado a su cláusula y le facilitaría considerablemente la amortización del montante restante, tanto con el dinero que puede percibir de la franquicia NBA que lo elija como del pago a plazos facilitado por el Madrid derivado de su nuevo salario en Estados Unidos. 

Un momento complicado

Si finalmente este método fuera aceptado y en el club tuvieran certezas de que fuera regular, el siguiente punto que tendría que mirar la entidad madridista, y sobre todo el cuerpo técnico, es el momento en el que se producirá la salida de Campazzo. Todo hace indicar que la nueva temporada de la NBA no arrancará hasta el mes de diciembre o, incluso, el mes de enero. Muchas informaciones apuntan a que el deseo de Adam Silver es que la liga regresa con público en las gradas, y eso no sería posible hasta el año 2021. 

Este hecho implicaría que Campazzo permanecería todavía varios meses en el Real Madrid, o lo que es lo mismo, que su salida se produciría a mitad de temporada, con el primer gran título, la Copa del Rey, en el horizonte, y en una situación difícil de gestionar para Pablo Laso. Por ello, si la salida del argentino se terminara produciendo, Pablo Laso se vería obligado a exprimir su prodigiosa sesera al máximo para intentar subsanar y superar una baja tan importante como la de el 'Facu'. 

Facundo Campazzo, MVP de la Copa del Rey 2020 ACB PHOTO

Sin embargo, para el argentino tampoco es una situación fácil, ya que seguirá compitiendo con el Real Madrid al máximo nivel y eso conlleva ciertos riesgos como podría ser una lesión de gravedad. Un percance de este tipo podría alejar la posibilidad de que el argentino pudiera llegar a la NBA además de tener que poner solución al salario ofrecido para reducir la cláusula. Hechos que demuestran la dificultad de la operación y de la salida del jugador. 

Las opciones del estratega Laso

Los agentes de Campazzo, Juan Carlos Sánchez, Alberto Herros y el resto de la junta directiva madridista serán los encargados de arreglar las operaciones económicas para que ambas partes queden satisfechas y la situación del argentino pueda tener una buena solución. Sin embargo, hay un hombre que debe buscar una solución propia y para su plantilla en caso de sufrir un revés tan duro como la pérdida de un jugador de la talla del 'Facu', y no precisamente por su altura si no por su grandeza dentro y fuera de la pista. 

Pablo Laso está obligado a reinventarse, a buscar en chistera y en su amplio conocimiento del juego y de este equipo encontrar posibles soluciones a un contratiempo como la salida de Campazzo, clave en aspectos como la dirección de juego, la anotación, la asistencia o la garra y el espíritu del equipo que ha crecido en torno a la figura de Campazzo, especialmente tras la marcha de Doncic y la grave lesión de Sergio Llull

Llull ayuda a Campazzo a levantarse en un partido del Real Madrid ACB

Una de esas opciones, quizás la más drástica, pero la más terapéutica, sería la reducción de la importancia en el juego. Disminuir sus minutos, su presencia en momentos importantes y, por tanto, la dependencia del argentino que tiene el equipo y que suele mostrar en momentos delicados. Una solución arriesgada porque podría traer malos momentos con prontitud, pero quizás pudiera servir para disminuir el impacto de su marcha cuando llegara. Sin embargo, esta opción parece poco probable, ya que si por algo se caracteriza Laso es por intentar aprovechar todos sus recursos, y Campazzo es uno de los más productivos. 

Otra de las opciones, que sin duda será usada si finalmente Campazzo termina saliendo, es la confianza en la plantilla y la asignación de nuevos roles. En el supuesto de que todo continuara igual hasta la salida del argentino y el 'Facu' siguiera siendo uno de los referentes del equipo, a su marcha quedaría un importante vació que el técnico debería rellenar con soluciones de garantías, las cuales podrían estar en su propio vestuario y que resurgirían gracias a la sapiencia del técnico. 

La primera de esas apariciones es la de Sergio Llull. Es un hecho que el jugador de Mahón no ha vuelto a ser el mismo desde que tuviera esa grave lesión de rodilla a la que, además, le han acompañado diferentes problemas musculares que le han impedido coger ritmo. Una de las misiones de Laso para este año es recuperar al mejor Llull, hacerle ver que no solo es importante, si no que con la salida del Campazzo el equipo necesita que vuelva a dar un paso adelante para ser líder y timón de un equipo candidato a todo. El Madrid necesita al 'Sergi' eléctrico, efectivo, anotador e inteligente que también recibió la llamada de la NBA, pero que prefirió quedarse para seguir triunfando. La recuperación del mejor Llull es una de las vías para suplir a Campazzo.

Sin embargo, la plantilla blanca ofrece más opciones además de la de Llull. Junto al base de la selección española será necesario que aparezcan dos jugadores con muchas similitudes. Uno que ha estado a punto de irse y otro que acaba de llegar después de haber estado fuera, pero ambos presentes este año para luchar por todo. El primero de ellos es Nico Laprovittola

Laprovittola se marcha de su defensor Twitter (@RMBaloncesto)

Pablo Laso debe recuperar al base argentino que ha estado a punto de irse este verano a Panathinaikos, pero que finalmente ha escuchado la llamada del club para quedarse y dar lo mejor de sí. El técnico victoriano tiene que darle oportunidades, minutos, balones y realizar pequeños ajustes en el juego para que 'Lapro' se sienta más cómodo, acostumbrado a un ritmo más pausado, con mucho tiempo de posesión en sus manos y con mucha conexión con el juego interior. Su buen entendimiento con Tavares y su talento anotador podría ser grandes armas para ver su mejor versión vestido de blanco, esa que le hizo coronarse como MVP de la Liga Endesa

Y el jugador que acaba de llegar es Carlos Alocén, uno de los mayores talentos del baloncesto nacional y un base con mucho futuro llamado a hacer grandes cosas. En su primera temporada en el equipo no se le puede cargar con responsabilidades mayores de las que merece un chico de su edad, pero sí debe tener un entendimiento total con Laso para empaparse de su saber y crecer con él. Alocén deberá aportar frescura este año y mucha valentía, desparpajo e intentar aprovechar sus minutos. En lo mínimo, dar el máximo, y contribuir así a formar una línea de bases que puede ser única en Europa. 

Abalde intenta driblar a su marcador Twitter (@RMBaloncesto)

Además, Laso ya ha dejado alguna pista de su previsión para este curso en los partidos de pretemporada. Ha sido recurrente la utilización de Alberto Abalde, el gran fichaje del verano, también en el puesto de base, incluso compartiendo pista con Llull. Su versatilidad, capaz de jugar en cualquiera de los puestos exteriores le convierten en una amenaza total y en una alternativa esté donde esté en la pista. Es fuerte, rápido, ágil, anotador y con capacidad para dirigir y asistir, además de un notable defensor. Un jugador muy aprovechable y que será presente y futuro del club en el que parece que Laso se apoyará en gran medida y que puede ser su nueva apuesta para liderar este nuevo año. 

La posibilidad del mercado

Además de los amplios registros que posee la plantilla blanca, la salida de un jugador tan contrastado como Campazzo y de rendimiento inmediato, podría empujar al Real Madrid a sondear el mercado americano en busca de un jugador que satisfaga las necesidades del equipo y que fuera capaz de tener una rápida adaptación para poder sumar desde su llegada. 

Pablo Laso, con el Real Madrid EFE

Por eso, Pablo Laso y todo su equipo junto con la dirección técnica y deportiva podrían estudiar la posibilidad de pescar en Estados Unidos al sustituto del argentino para permitir a hombres como Laprovittola o Alocén crecer sin prisa y sin excesivas responsabilidades que puedan bloquearles y restar brillo a sus capacidades. 

Estas son las múltiples opciones que baraja el Real Madrid y que tiene Pablo Laso para afrontar una situación que hoy por hoy es una incógnita total, ya que nadie sabe que pasará con Facundo Campazzo aunque todos en la Casa Blanca esperan que lo de la NBA tenga que esperar y que se termine quedando, al menos un año más. 

[Más información - El Real Madrid sigue con su racha inmaculada en pretemporada y vence al Casademont Zaragoza]