El Real Madrid sigue preparando en la Ciudad Deportiva de Valdebebas el regreso a la competición. El equipo merengue terminó la temporada pasada con un sabor amargo, diciendo adiós a la ACB en el formato exprés que organizó la competición. Sin embargo, esta nueva campaña se vuelve a aspirar a todos los títulos y el primero está a menos de un mes.

Noticias relacionadas

El conjunto entrenado por Pablo Laso jugará la segunda semana de septiembre el primer trofeo oficial de la temporada: la Supercopa de España. Es la prueba inicial para la mayoría de los equipos, principalmente para aquellos que inician nuevos proyectos deportivos. No es el caso del Real Madrid, que solo contará con tres caras nuevas en el primer equipo. Sin embargo, el objetivo no cambia: ganar y sumar una nueva copa a las vitrinas merengues.

Para llegar en la mejor forma posible, el cuadro blanco ya está trabajando en Valdebebas. Las instalaciones son inmejorables y el cuerpo técnico, como se viene demostrando, también. Pero no es suficiente, por lo que desde la dirección madridista se han organizado hasta cuatro encuentros amistosos para ir preparando a la plantilla de cara a los encuentros de máxima importancia.

Además, uno de los detalles más importantes es que lo harán sin salir de la ciudad de Madrid. El equipo de Pablo Laso no tendrá que viajar hasta que no se trasladen a Tenerife, cuando el 12 de septiembre dé inicio la esperada Supercopa. Hasta ese momento, según lo que tiene previsto el Real Madrid de forma oficial, no se tendrá que coger ningún avión.

Usman Garuba durante un entrenamiento del Real Madrid @RMBaloncesto

El club merengue disputará el primero de estos encuentros frente al Movistar Estudiantes. El equipo madrileño, máximo rival en la capital, se acercará a Valdebebas para abrir la pretemporada del Real Madrid. Un encuentro amistoso, a puerta cerrada y que contará con el menor número de personas posibles para seguir las recomendaciones contra la Covid-19.

El segundo duelo será el 2 de septiembre ante el Real Betis, de nuevo en las instalaciones merengues. Ahí dará inicio una serie de encuentros sin apenas descanso y que obligarán a rendir a la plantilla madridista. El día 3, tan solo uno después, será el Baskonia de Ivanovic el que ponga a prueba al cuadro capitalino. Y el 5, para cerrar la pretemporada confirmada, el Zaragoza se verá las caras con su exjugador Carlos Alocén.

La Supercopa pondrá a prueba al Madrid

El Real Madrid, entonces, ya podrá viajar a Tenerife para jugar ante el Iberostar, que acude a la Supercopa como anfitrión. El Baskonia, campeón de la última ACB, se tendrá que enfrentar en semifinales al FC Barcelona de Jasikevicius, que inicia una nueva etapa deportiva tras la última salida de Pesic.

Pablo Laso, en una reciente entrevista, calificó estos últimos días de trabajo como "semanas más físicas para ir cogiendo ritmo y serán las más exigentes para los jugadores para llegar a la Supercopa en el mejor estado posible". De ahí que "el trabajo de Juan Trapero y de todo el equipo está siendo muy bueno".

[Más información - Campazzo, en un callejón sin salida: se complica su marcha a la NBA y apunta a seguir en el Real Madrid]