No hay fin de semana tranquilo para las obras del Estadio Santiago Bernabéu. La transformación que está viviendo la casa de todos los madridistas sigue su proceso y, aunque aún está en estado de metamorfosis, los cambios no dejan de asombrar. Los que se acercan a visionar estas novedades no paran de mostrar su ilusión por lo que se está viviendo en esta estructura que será el coliseo más moderno de Europa, así como el que más ingresos produzca.

Noticias relacionadas

Sobre todo, estas novedades están llegando en el interior. Después de ver cómo el césped provisional se ha retirado para agilizar los trabajos en esta zona del estadio, el cielo vuelve a acaparar todas las miradas. Aunque las obras en la estructura que albergará el césped retráctil todavía tienen mucho que ofrecer en cuanto a increíbles actualizaciones, todo el mundo espera a que ese esqueleto que se está montando sobre las gradas norte y sur se complete.

Las costillas que conforman esa estructura que soportará la nueva y llamativa cúpula que tendrá el Santiago Bernabéu ya están colocadas entre las cerchas este-oeste y los módulos que se sitúan sobre el viejo coliseo. Solo faltan un par de ellas para tener prácticamente completa esa parte del esqueleto. A partir de ahí el siguiente paso será el elevado de las cerchas norte-sur. La primera está prácticamente completa en el paseo de la Castellana esperando a su izado.

Tanto están avanzando las obras que también se están haciendo algunas pruebas en el interior del recinto. Durante estos días se han hecho unas pequeñas pruebas de acabados de grada con impermeabilizaciones y acabados en pinturas especiales. Además, se han montado en una de las gradas una prueba de 12 de los asientos del nuevo Bernabéu. No tienen el color definitivo, porque tampoco se sabe si será este modelo finalmente. Además, se han hecho pruebas de los materiales de aseos y vidrios.

La 'serpiente' lista

La 'serpiente' sigue creciendo a un ritmo increíble y se espera que se eleve en los próximos días. La plataforma que hay sobre la cercha está recibiendo los gatos hidráulicos que serán los responsables de esa elevación. Tanto en la del fondo norte como en la del fondo sur ya estarían colocados. La pieza volará para unirse a los 'T-Rex' colocados en los laterales del estadio. Aquí seguirá sin verse involucrada la estructura del viejo edificio. Se irá desplazando hacia el centro hasta coincidir con esas monturas que están en las calles Concha Espina y Rafael Salgado.

En otro orden de las obras, la torre B ya ve como tiene casi todas las rampas hormigonadas. Solo quedarían por encofrar una parte de la penúltima y la última. La torre C todavía tiene que ver esa penúltima rampa hormigonada, por lo que los trabajos aún seguirán. Para situarse sobre el campo, son las dos que están en el paseo de la Castellana. Todo apunta a que estos trabajos también encontrarán en este mes de febrero a su término, aunque de ahí tendrán que seguir partiendo nuevas estructuras de lo que será la nueva piel del estadio.

[Más información: La evolución de las obras del Santiago Bernabéu en el último mes: de las cerchas al césped]