La semana negra del Real Madrid

La semana negra del Real Madrid

Fútbol CHAMPIONS LEAGUE

La semana negra del Real Madrid: del Barça al Ajax, los errores de la debacle

El club blanco se ha despedido de tres competiciones en seis días. Adiós de forma abrupta a la Champions y quedan varios claros señalados.

El fin de una era. El Real Madrid de su segundo ciclo dorado de su historia se despidió en una semana catastrófica en la que dijo adiós a tres competiciones. Copa, Liga y Champions se esfumaron para los de Solari en seis días que empezaron con el 0-3 del primer Clásico, le siguió el 0-1 del segundo y acabaron con el 1-4.

Tres derrotas muy dolorosas que despiden la temporada de forma abrupta en el mes de marzo. El madridismo pide explicaciones. El equipo estuvo totalmente desconectado y se cometieron errores que se pagaron caro. Solari queda como el gran señalado y le siguen varios de sus jugadores. Estas son las razones de la semana negra del Madrid:

Solari no cambió su plan fallido

El Real Madrid tiene una de las plantillas más completas de todo el mundo. Se pudo ver con el rendimiento que le sacó Zidane durante los últimos tres años, pero Solari no lo ha logrado. En estos seis días se pudo comprobar perfectamente el gran problema del argentino y es que solo cuenta con un grupo del vestuario. Entre los dos Clásicos y el duelo ante el Ajax solo contó con 14 titulares.

Santiago Solari, en el banquillo del Real Madrid

Santiago Solari, en el banquillo del Real Madrid REUTERS

De estos 14 hay que tener en cuenta que uno fue el cambio de portería Courtois (Liga y Champions) y Keylor (Copa) y otro fue el obligado de Nacho por el sancionado Sergio Ramos. El tercero fue la entrada de Bale en el once en el Clásico liguero por Lucas Vázquez (titular en los otros dos partidos). Varane, Carvajal, Reguilón, Modric, Casemiro, Kroos, Benzema y Vinicius completan el cupo. Estos seis días dejan varios grandes olvidados en el camino como Marcelo, Isco, Asensio o Ceballos.

Solo un gol en tres partidos

Hacía mucho tiempo que el Madrid no tenía tanta impotencia de cara al gol. Se podría decir que en los nueve años que estuvo Cristiano Ronaldo en el equipo nunca se sufrió tanto de cara al gol. Y al Madrid le falló la puntería en la semana más decisiva de toda la temporada. Contra el Ajax se confirmó lo visto en los Clásicos: infinidad de ocasiones, pero pocas claras y menos goles aún. Solo un gol a favor (el de Asensio ante el Ajax) y ocho en contra.

Tampoco se tuvo la suerte de su lado. Dos palos contra el Ajax y ocasiones que siempre entran como el fatídico resbalón de Benzema, que estaba solo para empujarla. El francés vuelve a estar señalado, pese a que venía siendo un buen año para él, y se echó de menos el fichaje estrella que nunca llegó el pasado verano para sustituir a Cristiano.

Mariano, olvidado en la grada

Hablando de problemas con el gol, hubo una decisión de Solari en estos tres partidos que no se entendió. Esta fue relegar a Mariano a la grada. No aprendió el argentino del partido de Copa, donde la pegada blanca quedó señalada, y volvió a dejar al '7' fuera en Liga. El colmo llego cuando se anunció el once del Madrid contra el Ajax y Mariano volvía a estar en la grada. No había un delantero revulsivo en el banquillo y al que mandar balones arriba para que los rematara.

Toni Kroos dispara a la portería del Ajax

Toni Kroos dispara a la portería del Ajax REUTERS

El centro del campo, apagado

Agotados. Así estaban Kroos y Casemiro esta semana que les ha dejado muy señalados. Ante el Ajax fue su peor partido de los tres. Errores impropios de dos del mejor trivote del mundo. Desconectados, se llevaron los reproches de la grada. Viendo su nivel, se hace incomprensible que Solari no contara nada con Ceballos o le diera alguna titularidad a Fede Valverde (al que parece darle su confianza). Se echó en falta a Marcos Llorente, la fuente de equilibrio blanca.

Bale no apareció cuando se le necesitaba

En una semana en la que te lo juegas todo, hace falta contar con ese crack capaz de sacarte las castañas del fuego en un momento crítico. Lo fue Suárez para el Barcelona y lo fue un monumental Tadic para el Ajax. El Madrid, sin embargo, echó de menos la figura de Bale, el encargado de tirar del carro sin Cristiano Ronaldo. El galés pasó desapercibido en los tres partidos y, para colmo, acabó lesionado frente al Ajax. Está sentenciado.