Isco Alarcón, en el banquillo del Santiago Bernabéu

Isco Alarcón, en el banquillo del Santiago Bernabéu EFE

Fútbol REAL MADRID

Isco, el último de la fila: pide salir

El malagueño volvió a quedarse sin minutos en El Clásico y ha sido protagonista de una nueva polémica en las redes sociales.

Noticias relacionadas

El Clásico de este miércoles en el Camp Nou dejó señalado a un futbolista del Real Madrid. Isco Alarcón no disputó ni un solo minuto en la ida de las semifinales de la Copa del Rey. Antes del encuentro frente al Barcelona se llegó a especular con que el mediapunta malagueño se quedase fuera de la lista definitiva. Solari se llevó hasta la Ciudad Condal a 21 futbolistas, por lo que tres de ellos tendrían que ver, entonces, el partido desde las gradas del Camp Nou.

Los elegidos fueron el canterano Altube -tercer portero después de la salida de Kiko Casilla durante el mercado de invierno y de la lesión de Luca Zidane-, Sergio Reguilón y Mariano. Así, Isco era uno de los futbolistas que ocuparon el banquillo madridista en territorio del eterno rival. Si embargo, el internacional español no fue uno de los elegidos para ingresar en el terreno de juego durante la segunda mitad. Santiago Hernán Solari realizó los tres cambios, pero en lugar del '22', el argentino decidió dar entrada a Casemiro, Bale y Asensio.

Isco se ha quedado al final de la cola en la rotación del Real Madrid. Jugadores como Lucas Vázquez y Vinicius Júnior no han desaprovechado las oportunidades que el técnico rosarino les ha brindado. El propio Solari mandó un mensaje en la última rueda de prensa sobre el porqué le gusta tanto el extremo gallego: "Lucas Vázquez tiene algunas de las virtudes que más me gusta del carácter español. Es solidario y valiente".

Lucas Vázquez celebra con Vinicius su gol ante el Leganés

Lucas Vázquez celebra con Vinicius su gol ante el Leganés REUTERS

En 2019, el de Arroyo de la Miel se ha quedado sin jugar en cuatro de los once partidos que ha disputado el conjunto merengue. De todos estos, solo fue titular en uno, contra el Leganés en la vuelta de los octavos de la Copa del Rey. Partido que el Real Madrid acabó perdiendo por la mínima -aunque pasó a la siguiente ronda gracias al resultado cosechado en el choque de ida-. De los 990 minutos posibles, el andaluz tan solo ha jugado 201.

Rumores sobre su futuro

El futbolista llegó al Santiago Bernabéu en el verano del 2013, después de despuntar en las filas del Málaga. Varios clubes intentaron seducirle entonces, pero fue el club blanco el que consiguió hacerse con sus servicios. La afición madridista se rindió a Isco desde el primer partido en casa. Las gradas del coliseo merengue corearon su nombre. Pero desde entonces mucho ha pasado.

Isco Alarcón ha tenido que hacerse con un sitio prácticamente con cada entrenador. Con Zinedine Zidane llegó su explosión en el Real Madrid e incluso se impuso en la rotación a Gareth Bale, siendo titular en las dos últimas finales de la Champions League. Pero todo comenzó a torcerse con la salida del francés y, sobre todo, después de tener que pasar por quirófano por una apendicitis aguda. A su vuelta, su gran valedor Julen Lopetegui tenía pie y medio fuera, y con Solari no ha encontrado su sitio.

Isco, en un partido del Real Madrid en el Santiago Bernabéu

Isco, en un partido del Real Madrid en el Santiago Bernabéu Reuters

Tres partidos como titular y también el palo de quedarse en la grada en El Olímpico de Roma. La situación del malagueño parece tener una complicada solución, mientras que desde Inglaterra e Italia se habla del interés de varios clubes por si el jugador decide cambiar de aires al final de la presente campaña. Sin embargo, el propio Isco ha declarado, en varias ocasiones, que quiere continuar en el Real Madrid.

Después de una declaración de Rubén de la Red que ha dado mucho de qué hablar, el mediapunta malagueño ha querido reivindicar su sitio en las redes sociales: "Totalmente de acuerdo con De la Red, pero cuando no gozas de las mismas oportunidades que tus compañeros, la cosa cambia...aún así sigo trabajando y luchando mucho a la espera de ellas. ¡Hala Madrid!".

El futbolista andaluz quiere minutos, pide una oportunidad para salir al campo y demostrar que esa magia que conquistó al Santiago Bernabéu permanece intacta en sus botas. Pero para ello antes debe dar un paso adelante. Trabajar como el que más en la Ciudad Real Madrid y mostrar que está comprometido con el proyecto que lidera Santiago Solari. Isco tiene que dar un giro a su actitud si no quiere seguir perdiendo peso en el plantel merengue.

[Más información: Isco: "Cuando no gozas de las mismas oportunidades que tus compañeros..."]