Isco, Marcelo y Solari

Isco, Marcelo y Solari

Fútbol REAL MADRID

Isco y Marcelo, una cuestión de estado en el Real Madrid

Noticias relacionadas

La sorpresa saltó una hora y media antes de que el balón echara a rodar en el Benito Villamarín. Isco y Marcelo se quedaban en el banquillo contra el Betis. Solari había decidido apostar por Reguilón en la banda izquierda y el malagueño no entraba en el once a pesar de las bajas de Kroos, Asensio, Lucas Vázquez, Bale... 

El técnico argentino tampoco utilizó a ninguno de los dos jugadores en la segunda parte a pesar de la lesión de Benzema o el empate del Betis. En su lugar, dio entrada a Cristo, Ceballos y al recién llegado Brahim Díaz. El motivo no es otro que el entrenador no está contento con el actual estado de forma de ambos jugadores. 

El 'caso Isco' se inició desde el mismo momento en el que Solari dio el salto al Real Madrid tras la destitución de Lopetegui. El '22' solo ha sido titular en dos encuentros con el argentino: el del 0-3 ante el CSKA que cerraba la fase de grupos de la Champions y la vuelta de Copa contra el Melilla. En La Liga, ninguno. Su último partido siendo de la partida se remonta a 'El Clásico' del Camp Nou que terminó costándole el puesto de entrenador al exseleccionador nacional. 

Lo cierto es que Isco tampoco ha dado motivos a Solari para cambiar de opinión en los minutos que le ha dado en las segundas partes de diversos encuentros. El malagueño parece sumido en una 'depresión futbolística' y su actitud tras ganar el Mundial de Clubes evidenció dejadez y apatía. 

Isco quiere continuar en el Real Madrid, tal y como ya informó EL BERNABÉU. Sin embargo, el de Arroyo de la Miel tendrá que ganarse a Solari en los próximos meses, sobre todo si el técnico continúa la próxima temporada. En el club blanco esperan una reacción del centrocampista y que vuelva a la versión mostrada que le hizo ser un pilar fundamental en La Duodécima y La Decimotercera. De hecho, el malagueño fue titular tanto en la final de Cardiff como en la de Kiev

La situación de Marcelo es bien distinta. El lateral no ha cuajado un buen inicio de año y Solari dio la alternativa a Reguilón porque creía que el canterano está en un mejor estado de forma. El brasileño ha sido uno de los grandes baluartes ofensivos del Real Madrid que ha ganado cuatro de las últimas cinco Champions y es uno de los pesos pesados del vestuario. 

De hecho, no se cree que la suplencia de Marcelo se alargue en el tiempo como en el caso de Isco. Además, en el equipo blanco ha gustado mucho la actitud del segundo capitán en la celebración del gol de Ceballos en el minuto 88. Su alegría y su abrazo, precisamente, con Reguilón hacen que su compromiso esté fuera de toda duda y que haya demostrado por qué es uno de los portadores del brazalete. 

Isco y Marcelo, una cuestión de estado en un Real Madrid que necesita lo mejor de ambos para asaltar de nuevo Europa y retener la corona. Mientras, Solari ha demostrado que no le temblará el pulso y que pondrá a los que en mejor forma estén sin importar el nombre o la edad.

[Más información: La llamativa reacción de Solari tras un gol de Isco en el entrenamiento]