Solari concentrado para su primer partido en Champions

Solari concentrado para su primer partido en Champions EFE

Fútbol MUNDIAL DE CLUBES

Solari quiere su primer título en el Real Madrid: del Kashima al cielo

El Real Madrid puede sumar un nuevo título a su palmarés antes de que el 2018 baje el telón. Sin embargo, para conseguirlo primero los blancos deberán superar en semifinales al Kashima Antlers japonés y después vencer al ya finalista del Mundial de Clubes el Al Ain de los Emiratos Árabes Unidos, anfitrión del torneo este año.  El conjunto emiratí superó en las semifinales este martes al River Plate, campeón de la Libertadores ante el Boca Juniors, y gran favorito junto al Madrid para disputar la final del torneo internacional.

Este Mundial de Clubes se ha convertido en el primer título que puede conseguir Solari como entrenador del primer equipo merengue. Un reto que acepta con su eterna sonrisa el técnico argentino, tal y como demostró en la rueda de prensa previa al choque contra el cuadro nipón. Lo que no quiere repetir el rosarino es lo firmado por Julen Lopetegui en su primera final a los mandos del conjunto blanco.

El que fuera seleccionador español hasta pocos días del comienzo del Mundial de Rusia -precisamente fue destituido de forma injusta por Rubiales al ser anunciado como relevo de Zidane en el Madrid- dirigió la pretemporada en tierras estadounidenses al tiempo que disputaban la International Champions Cup. Todo sirvió de prueba para el plato fuerte: la final de la Supercopa de Europa.

Sergio Ramos, tras perder la Supercopa de Europa contra el Atlético de Madrid

Sergio Ramos, tras perder la Supercopa de Europa contra el Atlético de Madrid EFE

Real Madrid y Atlético medían sus fuerzas por el cetro continental como campeones de la Champions y de la Europa League respectivamente. Las finales de la máxima competición continental a nivel de clubes entre los rivales de la capital habían caído del lado de los blancos, pero esta vez la historia fue muy diferente. Con Lopetegui en el banquillo, el equipo merengue cayó y así, el vasco se quedó sin ganar el que hubiera sido su primer título como entrenador madridista.

Un camino que no quiere seguir Santiago Hernán Solari. Pese a que el mejor fútbol del Real Madrid se vio ante la Roma y con Julen Lopetegui como entrenador, es el argentino el que puede dar al club de Concha Espina el primer trofeo desde que dio inicio la nueva temporada. Para ello, primero deberán superar al Kashima.

Un reto a superar

El Mundial de Clubes será el primer título que dispute prácticamente a cara o cruz el Madrid de Solari. Para la cita, el míster cuenta con todos los efectivos excepto con Mariano Díaz. El delantero hispano-dominicano no ha podido superar las molestias que lleva arrastrando las últimas semanas y, finalmente, ha acabado cayéndose de la convocatoria definitiva para el torneo, entrando Jesús Vallejo en su lugar.

Con los que sí podrá contar el argentino para superar el desafío que tiene ante sí es con la columna vertebral del equipo merengue. Courtois en portería, Sergio Ramos en defensa, Modric en el centro del campo y Benzema en la delantera. Además de jugadores de plenas garantías como Carvajal, Varane o Toni Kroos, sin olvidarse de uno de los futbolistas que ha adquirido un rol más importante desde la destitución de Lopetegui, el gallego Lucas Vázquez.

Solari quiere comenzar de pie, como ya hiciese Zinedine Zidane en su primera final ganada en la Champions League y para ello debe llevar a su Madrid a lo más alto de la pirámide por tercer año consecutivo.

[Más información: Diez curiosidades del Mundial de Clubes: el último reto del Real Madrid]