El Real Madrid, abatido tras encajar un gol del Sevilla

El Real Madrid, abatido tras encajar un gol del Sevilla Reuters

Fútbol LA LIGA

Las cinco claves de la derrota del Real Madrid en el Sánchez Pizjuán

El Real Madrid salió derrotado de Sevilla tras una primera parte horrorosa que sentenció a los de Lopetegui. El Sevilla fue superior desde el inicio y no se vio apenas indicio de una posible remontada por parte de los blancos. Estas fueron las claves del desastre:

El equipo salió dormido

Uno de los grandes problemas del curso pasado con Zidane en el banquillo volvió a salir a la luz en la visita al Sánchez Pizjuán. El Madrid entregó los mandos al Sevilla tras el pitido inicial y el club hispalense supo aprovecharlo. Los primeros minutos fueron casi un soliloquio de los de Machín que arrollaron a un descompuesto Madrid quien para cuando ya entró en el partido era demasiado tarde. El gol del Sevilla se podía ver en los primeros compases del encuentro y acabó llegando poco más tarde del primer cuarto de hora de las botas de André Silva.

Ritmo lento del Madrid

Si a un inicio de partido aletargado se le suma que el Real Madrid nunca le metió ritmo al partido, da como resultado la primera parte que se vio en el Sánchez Pizjuán. Machín le ganó la partida a Lopetegui y se vio un Madrid superado por todos los lados. En los primeros 45 minutos, los blancos no daban a basto y acabaron dando gracias de que solo recibieran tres goles en contra.

Sergi Gómez felicia a André Silva celebra tras marcar ante el Real Madrid

Sergi Gómez felicia a André Silva celebra tras marcar ante el Real Madrid EFE

El Sevilla enfocó muy bien el partido desde el principio. Igual que aquel Girona que ya le costó un disgusto a Zidane la temporada pasada, Machín apostó por una defensa de tres centrales y dos carrileros que fueron un puñal, en especial Jesús Navas. Se hizo mucho daño por la banda de Marcelo y el Madrid apenas buscó la espalda de los laterales sevillistas.

Errores determinantes

Pese al dominio del Sevilla, los goles llegaron tras varios errores del Real Madrid. Fallos de concentración o de intensidad que acabaron costándole caro. El primero llegó tras un clamoroso error entre Marcelo y Casemiro que no se entendieron y regalaron una pelota en el centro del campo que aprovechó el Sevilla. En el segundo sería otra pérdida de balón que montó la contra rival y en el tercero, una mala defensa del córner y la poca contundencia en el despeje acabó cerrando el partido.

Marcelo y su noche negra

El brasileño fue el gran señalado de la visita del Real Madrid al Sánchez Pizjuán. Se le vio apabullado ante la ofensiva de Navas y cía, falló en los goles y para rematar acabó lesionado. El lateral, uno de los indispensables de este equipo, no ha comenzado bien la temporada y contra el Sevilla firmó una actuación de suspenso que recordó a la de la Supercopa de Europa. El Madrid necesita a uno de sus mejores jugadores el cual es más que posible no pueda estar en el derbi de este sábado.

Marcelo presionado por Jesús Navas

Marcelo presionado por Jesús Navas REUTERS

Lopetegui tiene que recuperar la mejor versión de Marcelo. El brasileño debe volver a coger confianza y volver a ser ese jugador determinante en la zona ofensiva blanca y reducir enormemente sus fallos defensivos que no se puede permitir el Madrid ante rivales como el Sevilla.

Bale estuvo solo arriba

En ataque el Real Madrid también sufrió. Los balones no llegaban, pero es que ni Benzema ni Asensio aparecieron. Bale fue el único que dio síntoma de poder dar la vuelta al partido, pero él solo no pudo. El galés lo intentó y se encontró con el palo. Fue, sin duda alguna, el mejor del Madrid y llega preparado para el derbi, donde seguro que querrá resarcirse con sus compañeros.

Los otros dos integrantes de la BBA no estuvieron. Benzema no disparó a puerta y Asensio apareció muy a cuentagotas. Al final, Lopetegui tuvo que cambiar al francés para dar entrada a Mariano quien se encontró con un partido ya resuelto y que poco tenía que ofrecer para el Madrid.