Fabio Coentrao creció en una localidad de pescadores cercana a Oporto, exactamente en el barrio de Caxinas. El lateral procede de una familia humilde portuguesa y su camino en la vida, aunque ahora tenga éxito, no ha sido un camino de rosas. Ha tenido que trabajar, muy duro y mucho para conseguir sueños tan altos, complejos e inalcanzables como es ser futbolista profesional y poder vivir de ello el resto de sus días.

Noticias relacionadas

Su padre ha trabajado toda la vida en el mar, transportando todo tipo de pescado, sobre todo bacalao, a países del otro lado del charco como es Canadá. Es por este motivo, que Coentrao sabe de muy cerca lo dura y espinosa que puede ser dicha profesión por la que no dudó en que su embarcación efectuara casi un milagro.

SU EMBARCACIÓN SALVAVIDAS

Era la madrugada del 18 al 19 de julio cuando un barco bajo el nombre de 'Cristo es compañero', flotaba a unos 18 kilómetros de la costa con 15 pescadores a bordo hundiéndose dentro de él. Como cada noche se encontraban en plena mar intentando pescar algo para poder vender.

El puerto de Aveiro recibió una llamada de auxilio a la que acudió sin dudarlo un momento la embarcación que posee el portugués, 'Vitória Coentrao', acudiendo a su rescate. Según el responsable de seguridad del puerto, José Festas, "los hombres fueron todos rescatados por la embarcación 'Vitória Coentrao', que pertenece al hermano del capitán de la embarcación y que acudió al rescate porque estaban cerca de su ubicación", declaró al periódico luso Correo Da Manha. Sin embargo, el poseedor de dicho barco sigue sin hacer apariciones públicas a la espera de saber algo sobre su incierto futuro en el club merengue.