Miguel Baeza, con el Real Madrid Castilla

Miguel Baeza, con el Real Madrid Castilla

Cantera SPORTING B 2-0 RM CASTILLA

El Castilla se atasca contra el Sporting B y se aleja de los puestos de cabeza

El filial dirigido por Raúl cayó derrotado 4-2 en Mareo en un partido que los locales finiquitaron cuando mejor estaban los blancos.

Noticias relacionadas

El Castilla sigue atascado esta temporada y cayó derrotado contra el Sporting B en Mareo en un partido que acabó 4-2 y que corresponde a la jornada 11 del grupo I de Segunda División B. Los chicos de Raúl González entregaron el encuentro en la primera mitad, yéndose al descanso con una diferencia en contra de 3-0. El filial blanco trató de reaccionar en la segunda parte con el gol de Gelabert, pero el Sporting sentenció poco minutos despeñes.

Un choque que comenzó a trompicones, con ambos equipos buscando balones largos y segundas jugada, tal y como llegó el primero del filial sportinguista. Un mal despeje de Belman dejó a Bertín la opción de marcar y adelantar a su equipo y no falló. Solo cuatro minutos después, Iván puso el 2-0. El partido se ponía cuesta arriba para los de Raúl, que no bajaron los brazos.

Llegó la reacción blanca, siendo la más clara un disparo lejano de Fran García. El Castilla no aprovechó las ocasiones que tuvo y el Sporting, más eficaz, puso el tercero en el último cuarto de hora de la primera parte. Otra vez Bertín. Dos ocasiones de Franchu y Javi Hernández fueron las mejores que tuvo el equipo merengue antes del descanso.

Las entradas de Rodrigo y Gelabert en el descanso dieron un impulso al Castilla. César puso el 3-1 tras un disparo ajustado que remató una bonita jugada colectiva. Los de Raúl se gustaban y se crecían, pero un penalti (cuanto menos riguroso) acabó con las ilusiones blancas. Bertín, para firmar su hat-trick particular, hizo el 4-1. Miguel Baeza maquillaría el resultado en el descuento con el 4-2 definitivo.

Con este resultado, el Castilla sigue alejándose de los puestos de cabeza. El filial del Madrid marcha noveno de su grupo a seis puntos ya del cuarto puesto que ocupa el Ibiza. El equipo balear será el próximo rival blanco y los de Raúl están obligados a reencontrarse con la victoria.