Rudy lanza a canasta durante el partido de Euroliga entre Real Madrid y Zalgiris

Rudy lanza a canasta durante el partido de Euroliga entre Real Madrid y Zalgiris

Baloncesto REAL MADRID 88-82 ZALGIRIS KAUNAS

Rudy saca su fusil y lidera la venganza del Real Madrid sobre el Zalgiris

El balear, con un segundo cuarto sensacional, desactivó el plan lituano y puso los cimientos del triunfo. El Madrid venga la derrota sufrida en Kaunas.

Noticias relacionadas

El Real Madrid suma un nuevo triunfo en Euroliga tras imponerse a Zalgiris Kaunas. Los de Laso aprovecharon la ventaja obtenida en el segundo periodo, gracias a Rudy, para llevarse un partido tremendamente igualado y que sirve de vendetta de la derrota en Lituania.  [Narración y estadísticas: Real Madrid 88-82 Zalgiris Kaunas].

La visita del Zalgiris a Madrid siempre es de agradecer. No solo es motivo de alegría el completo baloncesto que intentan exponer los lituanos, lo es también por la fiel afición que mueven y que levanta a la acostumbrada a ganar hinchada local. Tras la emotiva ovación a un KC Rivers agradecido, el partido arrancó con Zalgiris exponiendo de memoria la lección. 

El equipo de Jasikevicius trazó una defensa individual intensa que pasaba a ser zonal cuando el balón le llegaba a Thompkins en el poste bajo. Con esta 'trampa defensiva', en la que cayó sin respuesta el Madrid, unida a la presión a toda cancha que propuso Zalgiris tras los aciertos de Walkup, los Green-White sacaron de quicio a un Laso que actuó sin dilación. Zona 2-3 y Mickey como bastión ofensivo para aprovechar la lectura de juego de Campazzo. Si el técnico báltico atinó en el inicio, el coach blanco no falló en su respuesta y el Madrid logró marcharse al segundo periodo por encima en el marcador (20-18).

Eterno Rudy

El segundo periodo comenzó con un taponazo de Tavares que iba a servir de redoble para el show de Rudy que se avecinaba. Tras calentar la mano después de dos errores desde el perímetro, el alero balear armó el tubo y comenzó a anotar de tres, como si no hubiera un mañana, para hacer volar a un Madrid que explota su mejor versión con el capitán de la selección española en pista. 

El Palacio se frotaba los ojos al ver el constante acierto de una de sus estrellas, mientras que Jasikevicius se retorcía en su ceñido traje ante la magia de un Rudy que hasta deleitó con un mate al contraataque. Pidió tiempo muerto el técnico lituano y se repuso Zalgiris de la brutal cantidad de acierto del jugador merengue. Aunque redujo distancias el cuadro báltico, aún quedó tiempo para ver un nuevo triple de Rudy, el quinto en este periodo, que le llevó a sumar la friolera de 17 puntos en 10 minutos. Solo el descanso pudo parar el tino de uno de los mejores jugadores españoles de la historia.

Con 47-41 se cerró la primera mitad y se abrió una segunda que iba a arrancar con los interiores blancos como protagonistas. Tavares y Thompkins sellaban el aro blanco con dos tapones y se dejaban ver en ataque, con un gran juego entre postes, para que el Madrid ampliara la ventaja cosechada en los dos primeros actos (54-43, minuto 23).

Los minutos corrieron sin apenas frenazos y Zalgiris, pese a los continuos nervios y gritos de su entrenador, estaba en el partido gracias al acierto de Walkup. Los bases del equipo lituano, el ya citado y Lekavicius, eran los únicos capaces de encontrar el aro blanco con relativa facilidad y así evitar que los tantos de los interiores blancos hicieran más daño del debido. El marcador no iba a sobresaltarse antes de un último periodo en que todo iba a decidirse.

Thompkins mantiene la racha

Pero no iba a ser en el arranque del cuarto acto cuando el partido se tiñera del color del vencedor. Los puntos, trabajados siempre, del Madrid eran respondidos desde el perímetro por el equipo lituano. Cuando parecía que el equipo merengue teñía el choque, aparecía Rivers para devolver la igualdad (75-69, minuto 35). Sin embargo, cuando la luz se le apagó al ex-escolta del Real Madrid, el partido quedó visto para sentencia.

Con Thompkins enchufando desde la esquina como si del poste bajo se tratase, el Madrid llegó a los últimos dos minutos con una ventaja de 14 puntos y con el partido visto para sentencia. El ala-pívot blanco, constante cual diesel, completó una actuación soberbia con un último cuarto excelente con el que selló el triunfo merengue. Los instantes finales quedaron para que el público local rindiera honores al arquitecto de esta victoria, Rudy Fernández, consciente de la importancia que tuvo lo logrado en el segundo periodo para el devenir del partido.

El Madrid cosecha de esta manera su décimo-tercer triunfo consecutivo que le mantiene en lo más alto de la clasificación europea. A expensas de lo que suceda en el Barcelona - Anadolu Efes que cierra la jornada. Zalgiris, por su parte, se va sin premio de Madrid tras un partido en el que combatió pero que no le sirvió para dar una alegría a sus fieles desplazados.

Real Madrid 88-82 Zalgiris Kaunas

Real Madrid: Campazzo (12), Causeur (8), Thompkins (20), Mickey (13), Tavares (10) - quinteto inicial - Rudy (17), Laprovittola (2), Reyes (-), Garuba (0), Carroll (-), Taylor (6), Mejri (0).

Entrenador: Pablo Laso.

Zalgiris Kaunas: Walkup (19), KC Rivers (12), Hayes (3), Ulanovas (3), Landale (11) - quinteto titular - Lekavicius (21), Jankunas (3), Lukosiunas (-), Milaknis (7), Geben (-), Jokubaitis (-), Leday (0).

Entrenador: Sarunas Jasikevicius.

Árbitros: Javor, Rossi, Halliko.

Parciales: 20-18| 27-23| 21-18| 20-23|

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 18 de la Euroliga disputado en el WiZink Center, Madrid.