Trucos

Descarga tus archivos de la nube al móvil con el gesto de copiar y pegar

15 septiembre, 2016 19:55

Todo empezó hace unos días cuando buscaba la mejor forma de gestionar de una forma más óptima mis archivos en Google Drive. Sí, la aplicación de Google Drive oficial no está nada mal, pero en cuanto a mover archivos entre local y remoto es un tanto… lenta. Seleccionas un archivo, lo descargas, tienes que seleccionar otro, lo descargas también… y así hasta el infinito. No como en la versión de PC, que es arrastrar y soltar.

Pero me puse a investigar alguna alternativa más cómoda de usar y algo sonó en mi cabeza: «Tienes Solid Explorer, lo compraste y tiene muchas opciones, ¿servirá para lo que necesitas?«. Dicho y hecho, descargué la aplicación de Solid Explorer y me puse a probar. Y os digo que es la mejor idea que podía haber tenido.

Solid Explorer me permite gestionar mis archivos entre mis carpetas remotas de Google Drive y las locales de mi Android de una forma rápida y fácil. Selecciono todo lo que quiero descargar y lo pego en la carpeta que quiero en mi móvil. ¿Quiero subir algo? Selecciono y lo copio en el otro sentido. Así de fácil, y así de similar al copiar&pegar de Windows.

Claro está, este ‘descubrimiento’ -que alguno ya conoceréis- lo voy a compartir con vosotros en detalle. Para empezar, necesitaréis Solid Explorer, uno de los más reputados y completos exploradores de archivo que podemos descargar desde Google Play.

IMPORTANTE: Este truco sirve tanto para Google Drive como para Dropbox, OneDrive, servidor FTP, SFTP, etc..

Lo primero es añadir tu cuenta de Google Drive como almacenamiento

Para añadir Google Drive a Solid Explorer tendremos que desplegar la barra lateral de la izquierda. Aquí, pulsamos sobre los tres puntos que hay junto a una tuerca. Una vez se despliegue, pulsamos en Gestor de almacenamiento. Aquí, si no hemos añadido nada, no aparecerá nada, a mi me aparece porque ya lo añadí. Para añadir una carpeta remota, como en este caso Google Drive, pulsamos en el botón flotante.

Ahora empezará el camino guiado para añadir esta carpeta remota. Pulsamos en Google Drive y siguiente, escogemos el nombre del directorio (Drive por ejemplo) y siguiente. Claro está, tendremos que iniciar sesión en Google Drive y demás. Una vez completado nos sugerirá poner una contraseña cada vez que queramos acceder a nuestro almacenamiento remoto, ya que una vez añadido no pedirá contraseña para acceder puesto que ya tiene permisos.

Listo, ya tendremos nuestra nube de Google Drive accesible desde Solid Explorer como si fuera almacenamiento de una tarjeta microSD.

Cómo mover archivos entre carpeta local y remota

Ahora llega lo interesante, mover archivos entre carpetas. En tablets usándolas en horizontal es realmente cómodo, en un smartphone aunque se vea más pequeño, siguen apareciendo dos columnas.

Para poder visualizar ambos directorios, en la derecha pulsáis en las tres rayas y elegís ahora Google Drive. Ahora podéis ver dos directorios a la vez, en este caso, los archivos locales y tu nube de Drive.

Por ejemplo, si quieres descargar una carpeta entera, sólo tienes que mantenerla pulsada, dar en Copiar y luego irte a la otra columna para elegir donde quieres pegarla. Para completar la descarga, pulsáis en el botón flotante y listo. Solid Explorer empezará a descargar todos los archivos. Puedes hacer otras cosas mientras ya que trabaja en segundo plano.

¿Para qué puede ser útil?

La finalidad de este ‘truco’ es gestionar más rápido y mejor los archivos locales y remotos de Drive. En mi caso, lo hice para poder descargar cómics para leer desde mi Android. Así me ahorro espacio descargando sólo lo que vaya a leer (usando Perfect Viewer o alguno de las mejores aplicaciones para leer cómics) y luego lo borro.

Y vosotros, ¿para qué vais a usarlo?