Siempre decimos que el sector de la telefonía móvil es uno de los más agresivos y competitivos del mundo, uno en el que incluso gigantes como LG se han dado por vencidos. Incluso los colosos chinos ven cómo el aumento de la competencia les pasa factura, y Xiaomi no es una excepción. Sobre todo en un contexto de contracción del mercado como está pasando desde el inicio de la pandemia provocada por el COVID-19.

Xiaomi tiene menos ingresos de lo esperado

Noticias relacionadas

En el último reporte de cifras de la empresa dirigida por Lei Jun se han visto cifra que muestran cómo el crecimiento de la compañía, y sus beneficios, no han sido tan altos como se esperaba en el tercer trimestre de 2021.

Como indica Reuters, la compañía ha aumentado en un 8.2% el beneficio en el tercer trimestre de 2021, pero se esperaba una cifra mayor. Los culpables parecen ser OPPO y Vivo, que en el mercado chino están haciendo mucho daño a Xiaomi.

A esto no ayuda que las ventas de móviles en china hayan caído en este trimestre un 5%, seguramente por la escasez de componentes, la pandemia que aún no se ha controlado y las expectativas de futuro.

OPPO y Vivo han sabido capitalizar mejor sus movimientos para ocupar el espacio que ha dejado Huawei, por mucho que parte de él haya ido a una Honor que parece resurgir de sus cenizas.

Por ahora no afecta a Europa

La situación de Xiaomi en Europa es diferente ya que lleva una fuerte ventaja a OPPO y Vivo en cuanto a implantación territorial aunque OPPO ha sabido posicionarse muy bien en las relaciones con operadoras y con ciertos distribuidores clave de cada mercado en el viejo continente.

Xiaomi sigue siendo la referencia en países como España, pero la subida de precios, que se ha reflejado en todas las marcas, afecta especialmente a las que tienen en este factor, el coste, uno de sus argumentos de venta.

Te puede interesar