Hemos tenido la oportunidad de probar HarmonyOS in situ y vamos a compartir algunas de las sensaciones recibidas con algunos de los dispositivos de Huawei que fueron presentados la semana pasada.

Noticias relacionadas

A primeras, el hecho de que HarmonyOS pueda ser instalado en un sistema que cuente con apenas 128 kilobytes, ya de por si sorprende, ya que estamos ante un SO que quiere formar parte de todo dispositivo conectado que tengamos en el hogar.

La hiperconectividad de HarmonyOS: cuando todos los dispositivos forman parte de un todo

Que Matter, el estándar para el hogar conectado en el que están implicados los más grandes, sea toda una realidad se debe a las carencias actuales de conectividad entre distintos dispositivos de distintas marcas.

Mirroring de pantalla del móvil en MatePad 11

De hecho, incluso entre los mismos dispositivos de una misma marca a veces se tarda más que unos segundos en poder pasar de nuestro móvil a la tablet, y de la tablet a la pantalla del televisor inteligente.

Aquí es donde HarmonyOS nos ha dado la mejor de las sensaciones al generar una experiencia de conectividad sublime a todos los niveles. Simplemente mostrando la pantalla de conexión de los superdispositivos se evidencia lo mencionado.

Pantalla de conexión de superdispositivo de HarmonyOS

En una pantalla tenemos al superdispositivo en el centro mostrado de forma visual para que otros dispositivos, representados como un icono, orbiten alrededor para que con nuestro dedo pulsemos sobre uno y lo soltemos en el centro para que se conecten.

Centro de control

Es decir, que la experiencia de conexión, vinculación y sincronización es ideal para que no perdamos tiempo en esos menesteres y sí que lo hagamos conversando con un familiar en videollamada de nuestro móvil a través la pantalla de S Vision de Huawei; la propuesta que sigue costando entender de Huawei para las pantallas de mayores dimensiones del hogar.

Lo quiero aquí, ahora y así

La hiperconectividad no significa que la conexión se haga de cualquier forma, y aquí Huawei ha estado muy atento para generar experiencias de usuario dignas y elegantes.

Conectividad entre dispositivos con HarmonyOS

Otro gran ejemplo de esa hiperconectividad y de lo bien que se llevan los dispositivos entre ellos es en cómo podemos conectar nuestro móvil a una pantalla y elegir el modo que queremos de trabajo.

Selección de modo dispositivo en pantalla con HarmonyOS

Podemos configurar para que en la pantalla se haga un mirroring típico del móvil o simplemente que se usen las aplicaciones que tengamos instaladas y aparezcan en el modo escritorio.

Esta misma forma de entender la experiencia del software es ideal, ya que todo lo que hagamos será de forma aislada. Es decir, conectado el móvil a la pantalla con HarmonyOS volvemos a él como si no pasara nada y desde la pantalla nos manejamos con las aplicaciones que queramos sin que se interfiera nada la experiencia.

PC con Windows 10 conectado a MatePad 11 con HarmonyOS

Estas capacidades estarán disponibles en PC Manager en la versión 1.1 cuando la tablet MatePad 11 llegue al mercado. Se podrá usar para modo mirroring, extender la pantalla de la tablet como una secundaria y para la transferencia de archivos.

La interfaz y la operatividad de HarmonyOS

No vamos a extendernos mucho en este sentido, ya que Huawei ha hecho un gran trabajo en ofrecer un SO que se mueve muy ágil a todos los niveles.

Así es HarmonyOS en la tablet MatePad 11

Una interfaz bonita, bien confeccionada y que da lugar a que cuando la usamos no notemos ningún lastre. Todo se mueve muy rápido a las mil maravillas para hilar una experiencia de usuario muy fina.

Otro de los puntazos de HarmonyOS es la multitarea con unas aplicaciones que en la tablet MediaPad 11 se dividen en la pantalla para que podamos hacer búsquedas con Petal Search y mientras podamos reflejar los resultados en la segunda mitad.

Petal Search a pantalla dividida en el MatePad 11

La verdad es que en estos años Huawei ha sido capaz de crear un sistema operativo propio que a otros les hubiera costado sus años. Hay que aplaudir en este sentido a la compañía china, ya que uno se olvida rápidamente de que está manejando un SO nuevo para centrarse simplemente en las tareas que ha de hacer.

Interfaz de HarmonyOS

O sea, que si sumamos esta gran experiencia a la hiperconectividad, estaremos manejándonos entre dispositivos a la velocidad de la luz para que tengamos la sensación de que todos los conectados que tengamos en casa parezcan un único dispositivo.

Ahora, las incertidumbres

Como no, a Huawei le queda un largo camino para que HarmonyOS sea puesto en el sitio que merece aquí en occidente. En China va a tener su gran público y, de hecho, ya lo está teniendo.

La conexión con otros sistemas del hogar conectado la haremos como sigue siendo habitual, con Bluetooth y esa ventanita de Android y su Fast Pair. HarmonyOS se lleva bien con otros dispositivos, aunque perderemos bastante eficacia que si es con un mismo dispositivo.

Huawei presentando su S Vision

Por ejemplo, su pantalla S Vision, aunque tiene a Atresplayer aquí en España, carece de otras plataformas como HBO o Netflix, aunque teniendo en casa un Chromecast con Google TV no vamos a tener ningún tipo de problema de reproducir nuestro contenido favorito.

Huawei mantiene en que está ampliando el número de partners que comenzarán a lanzar sus aplicaciones y experiencias en HarmonyOS, pero de momento es un aspecto que genera sus dudas. Lógicas por otra parte.

Hiperconectividad en HarmonyOS

Por otro lado, si tiramos con un móvil como el Huawei P50 que llegará presumiblemente con HarmonyOS, hemos de ir acostumbrándonos con las apps propias de Huawei. Petal Maps para los mapas, que son de Tom Tom, o su propio buscador.

Será lo más difícil para HarmonyOS, sustituir las experiencias que tenemos todos con las apps de Google, así que será el bache con el que tendrán que lidiar y saber saltar para proporcionar aplicaciones que nos permitan olvidarnos de las mismas. Será complejo, y si no tenemos a Honor.