Noticias y novedades

Los cables, el mayor enemigo de la realidad virtual

La realidad virtual no será capaz de despegar del todo por culpa de los cables, según el fundador de Oculus, y vuelve a sacar un tema polémico.

9 noviembre, 2015 13:44

La realidad virtual no será capaz de despegar del todo por culpa de los cables, según el fundador de Oculus, y vuelve a sacar un tema que siempre es polémico: ¿cuánto le queda a eso de los cables en la tecnología, llegaremos a un futuro sin cable alguno en poco tiempo?

La realidad virtual está a la orden del día, todo gracias a proyectos como Oculus Rift que han conseguido avivar el interés de la gente en ello, desde aquel Virtual Boy que parecía demasiado adelantado a su tiempo. Ahora parece que sí tenemos los medios para conseguir una realidad virtual convincente, y tenemos una buena serie de proyectos que quieren alcanzar cuanto antes ese objetivo, como HTC Re Vive o Project Morpheus.

Los cables, un dolor de cabeza para la realidad virtual

Sin embargo, y como ha afirmado el fundador de Oculus en Twitter, el mayor problema de la realidad virtual es una trivialidad con la que estamos acostumbrados a lidiar desde hace muchos años. En palabras de Palmer Luckey, uno de los mayores obstáculos de la realidad virtual van a ser los cables.

Los cables van a ser un obstáculo mayor en la industria de la realidad virtual durante mucho tiempo. La realidad virtual móvil será exitosa mucho antes de que la realidad virtual en PC se pase al wireless.

Según las previsiones de Luckey, los proyectos como #Cardboard de Google o Samsung Gear VR -en el que los coreanos colaboran estrechamente con Oculus- van a triunfar mucho antes que otros proyectos como el propio Oculus Rift, que requieren un ordenador y una conexión cableada.

Y todo por ese problema que suponen los cables a la hora de la inmersión en la realidad virtual, problema que algunos solucionan poniendo toda la potencia en las propias gafas, a costa de conseguir menos potencia para los juegos en comparación a un ordenador. Como también ha comentado Luckey, no todo el mundo va a tener una persona detrás para que los cables no se enreden o se queden cortos al movernos.

Con esto, y alejándonos de la realidad virtual, los cables siempre han sido un dolor de cabeza para muchos en la informática: desde la simple organización al usar periféricos sin cables en nuestro escritorio, hasta la utilidad transmitiendo contenidos a otros dispositivos sin necesidad de conectarlos por cable. Desde un teclado inalámbrico hasta un Chromecast para no usar un cable HDMI en nuestra televisión, por ejemplo.

El futuro parece pasar por esas conexiones sin cables, y la realidad virtual necesita esos avances cuanto antes para conseguir una inmersión mejor. La única pregunta que queda es saber cuándo lo veremos.