Xiaomi 11T Pro, un gama alta que se centra en lo que más importa

Xiaomi 11T Pro, un gama alta que se centra en lo que más importa Álvarez del Vayo El Androide Libre

Análisis

Xiaomi 11T Pro, análisis: su carga rápida es casi magia

Hemos analizado el nuevo Xiaomi 11T Pro, el móvil con la carga rápida más potente que hay en el mercado: de cero a cien en poco más de un cuarto de hora.

20 septiembre, 2021 14:21

Noticias relacionadas

Desde hace ya varios años los principales fabricantes presentan no uno, sino al menos dos familias de móviles de gama alta cada año. El motivo es que la competencia es tan fuerte que no pueden dejar de estar en el foco de atención mucho tiempo.

Samsung tiene sus Galaxy S y Galaxy Note (Galaxy Z desde este año), y OPPO usa los Find X y los Reno respectivamente.

Xiaomi también sigue a rajatabla esta estrategia, con los Xiaomi con un dígito para primeros de año (como el Xiaomi Mi 11) y la variante T para finales, como el Xiaomi 11T Pro que hoy analizamos.

Y no, no nos hemos olvidado de parte del nombre, estos son los primeros dispositivos que dejan de lado la nomenclatura Mi. A partir de ahora todo será Xiaomi y Redmi en la empresa dirigida por Lei Jun.

Características Xiaomi 11T Pro

Procesador y memoria

  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 888.
  • Memoria RAM: 8 / 12 GB.
  • Almacenamiento interno: 128 / 256 GB.
  • Micro SD: no.
Pantalla
  • Tamaño: 6,67 pulgadas.
  • Resolución: FHD+ 2400 x 1080 píxeles.
  • Tecnología: AMOLED.
Camara trasera
  • Principal: 108 Mpx f/1.75.
  • Gran Angular: 8 Mpx f/2.2.
  • Sensor telemacro: 5 Mpx f/2.4.
  • Otros: LED Flash.
Camara delantera
  • Resolución: 13 Mpx f/2.0.
Conectividad
  • 5G.
  • Dual SIM, Dual Standby.
  • Bluetooth 5.2.
  • WiFi 6.
Autonomía
  • Batería: 5.000 mAh.
  • Carga rápida: 120 W.
Otros
  • Puerto USB-C.
Dimensiones y peso
  • Dimensiones: 164.1 x 76.9 x 8.8 mm.
  • Peso: 204g.
Sistema operativo
  • Versión de Android: 11.
  • Interfaz del fabricante: MIUI 12.

Un diseño de gama media, no de gama alta

Álvarez del Vayo El Androide Libre

En la presentación de los 11T Xiaomi presumió del diseño de sus móviles. Que lo haga en los Xiaomi Mi 11 tiene sentido, pero los 11T no destacan por ello. No queremos decir que sean móviles feos, en absoluto, pero parecen versiones XXL de los Redmi Note 10 Pro.

El tacto, el acabado trasero, el módulo de cámara, la pantalla plana... todo apunta a un diseño excepcionalmente conservador, algo que importa a algunos.

Álvarez del Vayo El Androide Libre

Es como si la marca hubiera cogido la esencia del Xiaomi Mi 11 y hubiera recortado mucho en diseño para bajar los precios. Y si eso es lo que ha pasado, no nos parece mal en absoluto.

El Xiaomi 11T Pro cuenta con una parte trasera de plástico que en la mano recuerda a móviles más económicos, pero es cierto que son pocos los usuarios que no usan funda.

Sensor de huellas del Xiaomi 11T Pro

Sensor de huellas del Xiaomi 11T Pro Álvarez del Vayo El Androide Libre

Otro aspecto que recuerda más a los Redmi que a los Mi 11 es el sensor de huellas. Pese a tener un panel OLED este se coloca en el lateral, no bajo la pantalla. Y aunque de forma genérica funciona bien, no es tan efectivo como el de los Redmi Note 10 Pro, y eso es algo critico dado que este es un móvil de gama alta.

Por otro lado, la presencia del doble altavoz hace que la inmersión multimedia de este móvil sea muy superior a la de otros terminales de precios similares. Xiaomi es una de las marcas que más cuida el audio últimamente, y este 11T Pro no es una excepción.

Un rendimiento de primera categoría

Genshin Impact va genial en el Xiaomi 11T Pro

Genshin Impact va genial en el Xiaomi 11T Pro Álvarez del Vayo El Androide Libre

Donde no tenemos queja alguna es en el apartado del rendimiento. El Snapdragon 888 de este modelo junto con los hasta 12 GB de RAM nos permite usar el móvil para lo que queramos, con la fluidez que le exijamos, sin complicaciones de ningún tipo.

Sí que hemos visto cómo el móvil se ha calentado en algunos escenarios, algo que no es exclusivo de este modelo, sino que pasa con casi todos los que usan el Snapdragon 888.

Xiaomi 11T Pro

Xiaomi 11T Pro Álvarez del Vayo El Androide Libre

Además, la conectividad del 11T Pro es de primer nivel, para lo bueno y lo malo. Tenemos Wifi 6, bluetooth 5.2, pero también ausencia de jack de auriculares o de bandeja para microSD.

Sí que tenemos una doble bandeja para la tarjeta SIM, algo que en este móvil hay que resaltar ya que es una doble SIM 5G; es decir, podemos usar dos tarjetas con cobertura 5G de forma simultánea.

Una pantalla que no deslumbra pero que encandila

Álvarez del Vayo El Androide Libre

En los últimos años los paneles OLED han bajado tanto de precio que incluso los móviles de gama media los usan. El Xiaomi 11T Pro no podía ser menos, siendo como es un terminal de gama alta.

En este caso tenemos una pantalla con una diagonal de 6.67 pulgadas y una resolución de 2400 x 1080 px. Vemos cómo Xiaomi deja los paneles QHD para sus terminales de gama premium. Aun así, el tener esta resolución nos sigue pareciendo lo mejor para alargar al máximo la batería.

Menú de tasa de refresco en el Xiaomi 11T Pro

Menú de tasa de refresco en el Xiaomi 11T Pro Álvarez del Vayo El Androide Libre

La tasa de refresco máxima del panel es de 120 Hz, como era de esperar, pero ojo porque el consumo de la batería es muy superior, como veremos luego.

La pantalla tiene los ajustes esperados en esta categoría, como el suavizado MEMC, una buena calibración de color, un brillo muy elevado (aunque con más reflejos de lo que nos gustaría) y compatibilidad con HDR10+.

Sin ser la mejor pantalla de Xiaomi, esta es una de las características más reseñables de este smartphone.

Las cámaras no desmerecen, pero esperábamos más

Álvarez del Vayo El Androide Libre

Xiaomi sigue mejorando la calidad de sus cámaras modelo a modelo, pero aun hoy no está a la par con marcas como Samsung o Google.

La calidad fotográfica del Xiaomi 11T Pro puede ser la esperada en un dispositivo de este precio, pero está lejos de lo que buscan los más exigentes. Esto es así por el resultado de las imágenes, que pese a todo en conjunto cumplen, sino sobre todo por la versatilidad.

Álvarez del Vayo El Androide Libre

Al igual que en el Xiaomi Mi 11, el 11T Pro carece de teleobjetivo, teniendo que conformarnos con el zoom digital si queremos ampliar algo. Teniendo en cuenta que marcas como Motorola han aportado por un zoom óptico en modelos de este precio, como el Motorola Edge 20 Pro, recomendar el 11T Pro por la cámara se hace complicado, salvo que no demos importancia al zoom óptico.

Eso sí, nos ha gustado el vídeo con el sensor principal ya que el gran angular se queda algo corto de resolución al disponer de solo 8 Mpx.

Donde sí que hemos visto avances es en el modo noche, que tanto en el sensor principal como en el gran angular ha mejorado. Las luces ya no deslumbran, aunque el vídeo sigue siendo algo a potenciar.

La batería es buena, la carga rápida increíble

El Xiaomi 11T Pro cargando a 120 W

El Xiaomi 11T Pro cargando a 120 W Álvarez del Vayo El Androide Libre

Y entramos en la prestación estrella de este móvil, la batería y la velocidad de carga.

La carga completa del Xiaomi 11T Pro dura algo menos de media hora, si bien hablamos de agotar la batería a un punto en el que el móvil tarda en empezar a cargar. Si cargamos desde el 1% al 100% Xiaomi asegura que tendremos el móvil listo en unos 17 minutos.

En la primera prueba de batería hemos puesto la tasa de refresco de la pantalla en 60 Hz, hemos estado usando el móvil exclusivamente en interiores, bajo cobertura Wifi, y hemos jugado y visto muchos vídeos cortos. Hemos llegado a las 5 horas y media de pantalla con 22 horas de autonomía.

Cargador de 120 W del Xiaomi 11T Pro, incluido en la caja

Cargador de 120 W del Xiaomi 11T Pro, incluido en la caja Álvarez del Vayo El Androide Libre

En la segunda prueba hemos puesto la tasa de refresco en 120 Hz y hecho un uso diferente, escuchando música y usando algo el GPS, además de hablar más por teléfono, y jugar menos. Hemos llegado a las 4 horas de pantalla con 27 horas de autonomía.

En el resto de pruebas hemos obtenido resultados similares cuando usábamos las diferentes tasas de refresco.

Por último, puntualizar que el Xiaomi 11T Pro viene con el cargador de 120W en la caja, algo que no pueden decir muchos rivales.

Más allá de la autonomía, el poder cargar el móvil casi siempre en quince minutos hace que nos despreocupemos de la batería, salvo que vayamos a estar varios días fuera, momento en el cual deberemos coger el cargador que viene en la caja, si no queremos esperar más para tener el móvil con la batería llena.

Xiaomi ha pulido MIUI a lo grande

Álvarez del Vayo El Androide Libre

Normalmente, MIUI es una capa que funciona bien pero a veces es algo lenta. No sabemos qué es lo que ha hecho Xiaomi en esta ocasión, pero la sensación de velocidad y fluidez del sistema es increíble.

Al inicio empezamos a usarlo y creímos, erróneamente, que estaba activa la tasa de 120 Hz por defecto. No era así, pero la sensación que tuvimos fue mucho más positiva que en los últimos modelos de gama alta.

En cuanto a las funciones, de Android 11 y MIUI 12.5 hemos hablado en detalle, como podéis ver en el siguiente vídeo.

El Xiaomi 11T Pro trae por defecto la nueva zona de notificaciones, dividida en el centro de control y en las notificaciones, como en los iPhone, aunque se puede desactivar.

Se sigue echando en falta el menú domótico de Android 11, pero, viendo que Google lo ha quitado de Android 12, no parece que aquí tengamos mucho que hacer.

Conclusión: Un móvil muy potente con la mejor carga rápida

Álvarez del Vayo El Androide Libre

Es normal que Xiaomi, con la cantidad de móviles que lanza cada año, no pueda hacer que todos ellos destaquen.

Esto podría haberle pasado al Xiaomi 11T Pro si no fuera por su carga rápida.

Es un móvil de precio adecuado, con una potencia muy buena, gran rendimiento, un sonido increíble y una pantalla a la altura. Incluso tiene buena batería.

Pero no es el único que tiene todo eso. Sí que es el único que tiene 120 W, al menos entre los fabricantes más conocidos, y ya os avanzamos que esta tecnología puede cambiar la forma en la que cargamos los móviles. Si los 65 W ya eran una revolución, esto está a otro nivel.