Análisis

Análisis Xiaomi Redmi Note 10 Pro: la recomendación para la mayoría

Analizamos en profundidad el nuevo Xiaomi Redmi Note 10 Pro, un móvil perfecto para el usuario medio en España por pantalla, bateria y precio.

4 marzo, 2021 13:26

Xiaomi lleva varios años demostrando en mercados como España que es capaz de ofrecer una calidad precio en sus móviles que pocas empresas pueden replicar. Esto ha cambiado ligeramente en la gama alta con el aumento del precio de modelos desde el Mi 10. Eso sí, hemos visto cierta corrección en el Mi 11.

Pero el brazo fuerte de Xiaomi en nuestro país es la gama media, lugar en el que la familia Redmi Note ha brillado con fuerza. Ha sido esta familia la que hoy mismo ha estrenado integrantes con los Redmi Note 10 Series.

Nosotros hemos podido estar una semana usando el modelo más potente de los anunciados, el Xiaomi Redmi Note 10 Pro, y estamos contentos con sus características… y con una de sus ausencias. Sí, así es.

Características Redmi Note 10 Pro

  • Rendimiento:
    • Procesador: Snapdragon 732G.
      • 6 GB + 128 GB
      • Ampliación por tarjetas microSD de hasta 512 GB.
  • Pantalla:
    • Dimensión: 6,67 pulgadas.
    • Tipo: OLED.
    • Resolución: FHD+ (2400 x 1080).
    • Relación de aspecto: 20:9.
  • Cámaras:
    • Sensor principal de 108 Mpx.
    • Ultra gran angular de 8 Mpx.
    • Sensor macro de 5 Mpx.
    • Sensor de profundidad de 2 Mpx.
    • Cámara frontal de 16 Mpx.
  • Batería:
    • Capacidad: 5000 mAh.
    • Carga rápida: 33 W con cargador incluido.
  • Otros: jack de auriculares, NFC, doble SIM y micro SD independientes, puerto infrarrojos, sensor de huellas lateral, motor de vibración háptica.
  • Dimensiones: 164 x 76.5 x 8.1 mm.
  • Peso: 193 gramos.

Elegante y sobrio, buen avance en diseño

Aunque Xiaomi nunca ha buscado que los Redmi Note fueran una referencia en diseño se nota que cada vez le da más importancia a esto. El Xiaomi Redmi Note 10 Pro es un móvil sobrio y elegante, que llama la atención con un módulo de cámara único y con una trasera bastante bonita.

Obviamente, la mayoría de personas pondrán una funda, pero no da la sensación, en absoluto, de ser un móvil frágil.

En la parte frontal destaca su pantalla, con una perforación para la cámara frontal y unos marcos algo mas gruesos de lo que nos gustaría, pero dentro de la norma.

Perimetralmente tenemos lo esperado, bandeja de tres ranuras para dualSIM y microSD, botones de encendido y volumen, emisor de infrarrojos, dos micrófonos, puerto de carga USB… y dos altavoces.

La potencia no es un problema y la conectividad tampoco

Normalmente en un móvil destacamos sus putos fuertes pero queremos empezar este apartado alabando una ausencia: el 5G.

Xiaomi ha optado por un procesador actual, el Snapdragon 732G, un chipset de gama media muy solvente que tiene el ¿inconveniente? de no ser compatible con la conectividad de ultima generación. Esto hace que algunos quizás lo descarten pero para nosotros es un acierto.

Lo que aporta hoy en día el 5G no es algo que justifique el incremento de precio en muchos móviles. Quizás esté más argumentado el implementarlo en la gama alta, pero en la gama media es del todo prescindible.

Así pues, no sabemos si la elección de este procesador abarata el coste final del terminal pero podemos suponer que es así viendo los precios de modelos similares con 5G.

Con respecto al rendimiento, hemos podido usar sin problemas todas las aplicaciones y juegos que hemos querido y aunque en ocasiones hemos visto algún tipo de retraso en la interfaz, no es nada extraño en esta gama de producto.

MIUI sigue siendo una capa algo pesada pero los 6 GB de RAM del modelo que hemos probado y los 128 GB de memoria nos parecen correctos. Además, si queremos ampliar el almacenamiento interno podemos hacerlo con una microSD, que tiene su propia ranura. Hay otras dos más para las tarjetas SIM.

Tenemos que dedicar un párrafo al sonido. Xiaomi ha implementado dos altavoces en este móvil, uno en cada lateral menor, superior e inferior, una decisión que ya nos pareció acertada en el Xiaomi Mi 11 y que nos alegra ver aquí.

Además, el volumen máximo es extremadamente alto y aunque la calidad sonora no llega a la de modelos de gama alta, en este apartado está muy por encima de sus rivales directos.

Con respecto a la conectividad, estamos ante el gama media perfecto. Tenemos bluetooth 5.1, Wifi 802.11ac de doble banda, infrarrojos, NFC para pagos móviles, ranura de tarjetas de memoria como hemos comentado… e incluso radio FM. Ni una queja.

Subiendo, y mucho, el nivel de la pantalla

Desde hace un tiempo, Samsung había posicionado mejor su gama media entre los usuarios que valoraban la calidad de las pantallas. El motivo era que en muchas ocasiones optaba por paneles OLED frente a los paneles LCD de otras marcas como Xiaomi.

Con el Xiaomi Redmi Note 10 Pro esto cambia ya que es el primer Redmi Note de la marca que usa una pantalla OLED, con lo que eso implica en calidad de representación del color negro, la saturación o el ahorro de batería.

Esta pantalla, de 6.7 pulgadas, tiene una resolución de 2400 x 1080 px y es compatible con la tecnología HDR10. Además, está protegida por un cristal Corning Gorilla Glass 5.

Pero lo más llamativo es su tasa de refresco. Xiaomi ha alcanzado los 120 Hz, poniendo esta pantalla cerca de la de modelos que cuestan mucho más como el Samsung Galaxy S20 FE. La tasa de respuesta táctil no es tan alta como en modelos de gama alta, quedándose en 240 Hz.

Sí que destaca en brillo, con unos nits máximos de entre 450 y 700 en condiciones normales pero pudiendo llegar a los 1200 de manera extremadamente puntual. Aún así, son cifras que no vemos en la gama media.

Estrenando los 108 Mpx en los Redmi Note

La guerra de los Mpx lleva dándose ya varios años pero no ha sido hasta ahora que los Redmi Note han entrado en ella, al menos al máximo nivel. Este es el primer modelo de la familia en usar un sensor principal de 108 Mpx.

Normalmente usaremos el pixel binning para hacer fotos de menor tamaño, menor resolución pero con mas detalle, sobre todo en escenas con condiciones difíciles de luz. Fusionando 9 píxeles en 1 tendremos fotos de 12 Mpx más usables.

El rango dinámico en ocasiones es algo escaso y el contraste algo elevado, perdiendo algo de detalle en las zonas oscuras. Esto se acentúa en el gran angular, que en cuanto a colorimetría se comporta de forma similar al sensor principal, pero no tiene tanto detalle al usar un sensor de 8 Mpx.

El tercer sensor, un macro, ofrece una resolución alta pero un recorte de bordes muy mejorable, lo que contrasta con el buen detalle obtenido en el primer plano. Este problema con el recorte lo vemos también en los retratos, en las zonas mas complejas.

La cámara frontal, de 16 Mpx, nos da un detalle muy elevado, pero un rango dinámico mejorable, sobre todo en los fondos, llegando a quemar algo las altas luces.

De noche la calidad ha bajado aunque ha mantenido cierto nivel. Se nota mucho en el macro, aunque no es el sensor que más nos interesa. En el sensor normal la calidad se mantiene algo más y respeta incluso las luces, sobre todo si activamos el modo noche. Eso sí, vuelve a bajar en el gran angular.

La grabación de vídeo de noche es bastante pasable, con una trepidación más o menos controlada, pero se echa en alta el estabilizador óptico. En la parte frontal el estabilizador electrónico funciona bastante bien y nos ha sorprendido positivamente.

Debido al procesador vemos que la toma de fotos no es tan rápida como en otros modelos. El móvil captura bien, pero tarda unos dos segundos en mostrar la imagen en pantalla tras procesarla. Esto nos ha pasado con la toma a 108 Mpx pero también con la toma normal a 12 Mpx.

Gran batería, buena carga rápida

Este modelo mantiene los 5000 mAh de batería que hemos visto en otros modelos de la familia. Es algo que se agradece ahora que la pantalla puede consumir más energía. La carga rápida viene dada por un cargador de 33W que tenemos en la caja.

En la primera prueba de batería hemos puesto la tasa de refresco de la pantalla a 120 Hz. Hemos estado haciendo fotos, jugando y escuchando podcasts. Hemos superado las 5 horas de pantalla con 25 horas de batería totales.

En la segunda prueba de batería hemos cambiado la tasa de refresco a 60 Hz, hemos usado el móvil mucho en exteriores para guiarnos con Google Maps, hacer fotos y enviar y recibir WhatsApps. Hemos llegado a las 6 horas y media de pantalla con 21 horas de batería totales.

En la tercera prueba de batería hemos puesto de nuevo la tasa de refresco de la pantalla a 120 Hz. Hemos usado el móvil en circunstancias normales, pero sin usos exigentes como el GPS o los juegos. Hemos llegado a las 6 horas de pantalla con 24 horas de batería total.

Android 11, MIUI 12 y algunos inconvenientes

Este es el primer modelo de gama media de la compañía que llega con Android 11 de serie, versión sobre la cual corre MIUI 12. Esto es relevante porque hay algunas funciones del Xiaomi Mi 11 que no tenemos, como los súper fondos de pantalla. El motivo es que esas características son de MIUI 12.5, versión que no tiene, aún, este modelo.

Sobre Android 11 y MIUI 12 hemos hablado largo y tendido en un análisis en video que podéis ver a continuación ya que la experiencia es la misma.

Seguimos pensando que Xiaomi tiene que mejorar algunos aspectos, como comentamos en el vídeo, y es raro que MIUI 12.5 no venga de serie en este terminal, cuando se ha visto que ya está disponible en otros modelos comercializados en España.

Además, en una de las pruebas de batería hemos visto cómo el contador de horas de pantalla y de uso se ha reseteado por error, no habiendo sido posible recuperar los datos. Aquí Xiaomi tiene mucho trabajo por delante aún.

El Redmi Note 10 Pro será una nueva referencia en la gama media

Xiaomi sigue siendo una de las marcas de referencia en España, por su imagen y por sus precios. Sin embargo, cada vez tiene más competencia y hay más alternativas.

Es justo ahí donde entra el móvil que analizamos hoy, el Redmi Note 10 Pro. Xiaomi ha mejorado uno de los aspectos clave, la pantalla, de una forma bastante potente. Además, se mantiene el buen hacer en cuanto a memoria, rendimiento, cámara y batería.

La sección fotográfica también encaja dentro de lo esperado, aunque no es algo que destaque sobre otras opciones de otras marcas. La carencia de 5G no lo vemos como un problema, pocos usuarios están dispuestos a pagar más por eso, y más si nos alejamos de la gama alta.

A falta de analizar otras variables de la familia Redmi Note 10, este modelo puede ser una referencia en la franja de precio en la que está.

Comprar Redmi Note 10 Pro

Nota: Algunos de los enlaces a tiendas de este artículo contienen código de afiliación. Con ellos apoyas nuestro trabajo a la vez que confirmamos que son tiendas fiables y con garantías. Tu no pagarás más y tampoco comprometemos nuestra neutralidad en las elecciones de enlaces.