Análisis

Análisis Xiaomi Mi 11: un doble acierto en nuestra opinión

Hemos analizado a fondo el nuevo móvil de gama alta de Xiaomi, el nuevo Xiaomi MI 11 que llega con un gran precio y mejores características.

15 febrero, 2021 12:34

Cuando Xiaomi presentó el año pasado el Xiaomi Mi 10, el precio del mismo sorprendió a muchos. No en vano su antecesor fue seguramente el rey de la relación calidad precio solo unos meses antes. Sin embargo, la empresa china ya dijo que iba a subir el precio de sus buques insignia para poder ofrecer mejores prestaciones y esa estrategia la ha vuelto a ejecutar con el Xiaomi Mi 11.

Pero en esta ocasión lo ha hecho mejor por dos motivos sencillos. El primero, ha aumentado las prestaciones. El segundo, ha bajado el precio. Doble acierto.

El Xiaomi Mi 11 se pone a la venta en España a un precio de partida de 749 euros, un coste correcto para la gama alta, alejado de los 1000 o más que tienen los súper gama alta. Nosotros hemos estado una semana usando el Mi 11 y, si bien no es perfecto, tenemos que reconocer que es uno de los mejores móviles que ha hecho Xiaomi.

Características Xiaomi Mi 11

  • Pantalla:
    • Tamaño: 6,81 pulgadas.
    • Tecnología: AMOLED.
    • Resolución: 2K (3.200 x 1.440 píxeles).
    • Tasa de refresco: 120 Hz.
    • HDR10+.
  • Procesador: Snapdragon 888.
  • Memoria:
    • 8 GB de RAM.
    • 128/256 GB de almacenamiento.
  • Cámaras traseras:
    • Sensor principal: 108 Mpx f/1.85.
    • Ultra gran angular: 13 Mpx f/2.4 123º.
    • Macro: 5 Mpx f/2.4.
  • Cámara frontal: 20 Mpx.
  • Batería:
    • 4.600 mAh.
    • Carga rápida 55W.
    • Carga inalámbrica de 50W.
  • Conectividad: 5G, 4G LTE, WiFi 6, Bluetooth 6.1, NFC, Infrarrojos, GPS, GLONASS….
  • Otros: 
    • Sensor de huellas bajo pantalla.
    • Altavoces estéreo.
  • Sistema operativo:
  • Dimensiones: 
  • Peso: 196 gramos.
  • Colores: 
    •  blanco, negro, azul, gris y naranja.

El diseño del Xiaomi Mi 11 es increíble

Uno de los aspectos en los que las marcas deben acertar más en la gama alta es en el diseño. Es una de esas variables en las que los que pagan mucho por sus móviles más se fijan.

El Xiaomi Mi 11 es uno de los móviles mejor fabricados por esta empresa y, además, destaca en algo muy relevante: no es pesado pero transmite calidad.

El peso es algo de lo que me he quejado mucho en los últimos años porque parece que no hay problema en alcanzar casi el cuarto de kilo en un móvil con buena autonomía. El Xiaomi Mi 11 no destaca por su batería pero cumple, y lo hace sin llegar a los 200 gramos, quedándose en 196. Todo un logro.

En la parte trasera tenemos un módulo de cámara que sobresale en la parte del sensor principal y algo menos en el resto. Esto hace que el móvil tiemble si lo ponemos en una superficie lisa y lo usemos, pero no es algo exclusivo del mismo.

Esta zona tiene un acabado de imitación al hielo, con un tono gris muy elegante que nos parece, de nuevo, un acierto.

El perímetro es un marco de metal que no tiene elementos en la zona izquierda. En la derecha tenemos los tres botones, los dos de volumen y el de encendido. Si miramos a la parte inferior, vemos el conector de carga USB C, el altavoz principal, un micrófono y la bandeja para dualSIM. En la parte superior destaca el segundo altavoz, no tan potente como el primero pero más que los que se incluyen en el auricular. También hay segundo micrófono y el puerto de infrarrojos.

El apartado estético es uno de los más destacables de este modelo, sólo ensombrecido por el marco que tiene la pantalla, que no es grande en absoluto, pero que llama la atención en las esquinas. El cristal está curvado en los cuatro lados, aunque la pantalla sólo lo hace en los laterales mayores.

En la esquina superior izquierda tenemos la perforación para la cámara delantera, aunque no es para nada una perforación grande.

Mucha potencia… con algo de calor

Xiaomi presumió a finales de 2020 de tener el primer móvil con el nuevo procesador de Qualcomm, el Snapdragon 888. Este chipset demuestra una potencia superior al 865 y, sobre todo, parece gestionar mejor la batería.

La sensación que nos ha dado en todo momento es la de que le sobraba potencia para cualquier cosa que hiciéramos, literalmente. Eso sí, ha sido curioso ver que Honkai Impact Third no ha arrancado al máximo de calidad, cosa que sí hizo en el Samsung Galaxy S21 Ultra. Además, al subir los valores de los gráficos avisaba de que quizás nuestro móvil no lo soportara. No sabemos si es que el juego aún no se ha actualizado para el Snapdragon 888 o es que la RAM tiene algo que ver.

En España tenemos dos variantes de este modelo, pero las dos vienen con 8 GB de memoria alteatoria. La realidad es que esta cifra es más que suficiente salvo que vayamos a usar el móvil mucho para jugar o utilizar una multitarea muy intensiva. Suponemos que esta será una de las diferencias con el Mi 11 Pro cuando se presente.

Con respecto a la memoria interna, las dos opciones de 128 GB y 256 GB nos parecen las adecuadas, pocas veces vamos a necesitar más almacenamiento. Ademas, la tecnología UFS 3.1 se agradece a la hora de mover grandes archivos o mucha información y no siempre la tenemos en este rango de precios. Eso sí, a la hora de comprar tened en cuenta que no hay microSD.

El inconveniente de este apartado no ha sido el rendimiento, sino la temperatura. En dos ocasiones en la semana que hemos estado usando el móvil el terminal se ha calentado lo suficiente como para que fuera incómodo cogerlo. Es cierto que ha sido cuando hemos estado descargando muchas apps a la vez o usando aplicaciones de benchmarks, pero se ha notado mucho.

En cuanto a la conectividad, tenemos todo lo que deseamos, sabiendo que cosas como el jack de auriculares o la ranura para microSD ya no se ven en la gama alta. Wifi 6, Bluetooth 5.2 dual para conectar dos dispositivos a la vez, NFC, 5G, infrarrojos…

La prestación estrella es la pantalla

En los últimos años han sido muy pocas las marcas que han ofrecido algún modelo con una resolución superior al FHD+, es decir, con resolución 2K o superior.

El Xiaomi Mi 11 es uno de ellos, siendo el primer móvil de la empresa en tener un panel con resolución WQHD+. Esto se suma a una tasa de refresco máxima de 120 Hz y al uso de tecnología OLED y HDR10+.

Ademas, el software del móvil es capaz de reescalar el contenido que vemos para intentar aumentar su definición.

Este panel, además de la tasa de 120 Hz que varía en función de lo que estemos haciendo, es capaz de mostrar un muestreo táctil de 480 Hz, que se traduce en una velocidad mayor a la hora de ver las respuestas de la pantalla cuando pulsamos en ella.

El brillo máximo alcanza el de los mejores móviles de Samsung, con 1500 nits, y la tecnología HDR10+ promete exprimir el contenido compatible en aplicaciones como Netflix o Youtube.

En el día a día, muchos se fijarán en las curvaturas de la pantalla, que no gustan a muchos, aunque no hemos tenido toques fantasma a la hora de usarla.

En los ajustes de la aplicación podemos modificar aspectos normales como la temperatura de color, el modo oscuro o el brillo, pero también otros menos comunes. Entre esos destacan los integrados en la IA de los ajustes de pantalla, que permite mejorar los vídeos con HDR o usar el MEMC, la técnica de interpolación de fotogramas que emula los paneles capaces de mostrar vídeos a 120 fps.

Eso sí, esto último sólo se puede usar con la resolución FHD+, no la máxima.

En el exterior la calidad del panel es más que notable y la calidad, a la hora de ver videos o la propia interfaz del móvil, hace que la experiencia multimedia sea impresionante.

Bajo el panel tenemos un sensor de huellas óptico que funciona muy bien, siendo uno de los más rápidos que hemos probado. Además, Xiaomi anunció que podría usarse par medir el pulso cardíaco, pero esa función aún no ha sido activada.

Un sonido de primer nivel

Uno de los aspectos en los que suelen destacar los móviles de gama alta es en el sonido. Siendo realistas, los mejores son los móviles gaming, que tienen espacio para poner altavoces en la parte frontal.

Xiaomi no llega a tanto (incluso esconde el auricular bajo la pantalla) pero sí que avanza en relación a otros rivales.

Tenemos dos altavoces, uno en el marco inferior y otro en el superior, ambos creados con la ayuda de la empresa Harman Kardon. El primero es el más potente, y se nota, pero se agradece la existencia de una segunda unidad.

Además, el sistema bluetooth de este aparato permite conectar dos dispositivos bluetooth a la vez, por lo que es fácil compartir la experiencia multimedia con otra persona usando dos pares de auriculares o emitiendo a dos altavoces.

Lo único que no es tan positivo, aunque tampoco llega a ser un problema, es la vibración. Toda la parte trasera del terminal vibra cuando ponemos el volumen alto, haciendo que el dispositivo parezca que se mueva.

Unas cámaras, sobre todo, divertidas

Xiaomi ha hecho mucho hincapié en el sistema fotográfico de su nuevo flagship. La parte negativa es que no tenemos un zoom óptico como podríamos esperar. Es cierto que son varias las marcas que eliminan este sensor en los modelos que no son Plus, Pro o Ultra, pero también lo es que otras sí lo incorporan.

Xiaomi debería seguir aquí los pasos de Samsung, no los de OnePlus.

Por otro lado, vemos que la empresa se ha esmerado en mejorar la calidad global de las fotos, algo que se aprecia, sobre todo, en la fotografía nocturna, que ofrece una calidad muy elevada.

Pero lo que nos ha gustado más son los modos de disparo AI. Son seis, y nos permiten realizar vídeos (y fotos) muy diferentes a lo que podemos grabar con otros móviles.

  • Tiempo congelado.
  • Zoom mágico.
  • Obturador lento.
  • Frame congelado.
  • Mundo paralelo.
  • Time Lapse nocturno.

Este tipo de efectos ofrece a veces un resultado muy llamativo, como algunas tomas de Mundo Paralelo que hemos incluido en la galería, y en otras ocasiones resultados muy divertidos.

Esto es algo en lo que pocos fabricantes se centran, y marcas un punto de distinción entre las aplicaciones de cámara de las diferentes marcas. Sí, es posible que todo esto se pueda realizar usando apps de terceros, pero la mayoría de usuarios no se molestará en buscarlas.

En la galería hemos incluido varios vídeos de este tipo, además de decenas de fotografías con todos los sensores y en todas las circunstancias.

En cuanto a la grabación de vídeo, también se aprecian mejoras, pero aún no estamos al nivel de lo que pueden hacer los iPhone, los Samsung de gama alta o el Vivo X51 5G con su gimbal.

Una buena autonomía con mejor carga rápida

Cuando Xiaomi anunció el Mi 11 en China lo hizo avisando de que, si los usuarios querían, podían pedirlo sin cargador. En España no será así y todas las unidades tendrán un cargador de 55W, la velocidad máxima de carga de este modelo.

Esto lo pone casi a la altura de los mejores móviles del momento, con 65W (los de 120W siguen siendo algo casi experimental). Además, tenemos carga inalámbrica de 50W, una de las mas rápidas del mundo. Podemos cargar el móvil en 45 minutos por completo.

Con este par de especificaciones el Xiaomi Mi 11 se convierte en uno de los mejores móviles en este apartado.

En la primera prueba hemos usado el móvil exclusivamente en interiores, hemos estado jugando bastante y viendo algún vídeo. La pantalla la hemos puesto en resolución 2K y tasa de refresco a 120 Hz. Hemos llegado a las 6 horas de pantalla con 19 horas de autonomía.

En la segunda prueba hemos salido a la calle, hemos escuchado música, hablado algo por teléfono, hemos hecho alguna foto, aunque pocas, y hemos jugado de nuevo. Todo con la pantalla al máximo en tasa de refresco y resolución. Hemos llegado a las 4 horas y media de pantalla con 23 horas de autonomía.

En la tercera prueba hemos bajado la tasa de refresco a 60 Hz y la resolución a FHD+. Hemos jugado y usado el móvil sobre todo en interiores. Pero hemos jugado mucho, casi la totalidad de las horas de uso. Hemos llegado a las 6 horas de pantalla con 14 horas de autonomía.

En la cuarta prueba hemos mantenido la tasa de refresco a 60 Hz y la resolución a FHD+. Hemos usado el móvil para hacer fotos, escuchar podcasts… Hemos llegado a las 5 horas de pantalla con 20 horas de autonomía.

Como veis, la autonomia es correcta para los 4600 mAh que incluye el móvil, una cifra muy adecuada si tenemos en cuenta que su peso no llega a los 200 gramos. La batería no es la prestación estrella del Mi 11 pero tampoco querremos descartarlo por ella.

MIUI 12 necesita ponerse al día con Android 11

MIUI es una de las capas más importantes del ecosistema Android, motivo por el cual hemos dedicado un artículo a analizar la versión 12 junto con Android 11.

Características aparte, hemos de decir que le falta aún mucho por pulir. Hemos visto elementos de la interfaz que no estaban bien colocados, como vemos en esta sencilla notificación de un SMS.

El texto de las dos opciones inferiores debería estar más a la izquierda, como mostramos en esta imagen que hemos modificado rápidamente con Photoshop.

Por otro lado, nos hemos encontrado con que al activar los SuperWallpapers, en ocasiones se desactivaban cuando el móvil llevaba un rato en modo reposo. Hay una opción para obligar a que la pantalla ambiente esté siempre permanentemente encendida, pero no debería ser esta la única opción para que el fondo de pantalla no se cambiara cuando no usamos un rato el móvil.

En los aspectos positivos, destacar la presencia de Google Discover en los escritorios, algo que no siempre ha estado ahí.

El Xiaomi Mi 11 es gran paso en la buena dirección

Como avanzábamos en el título de este análisis, Xiaomi ha acertado con este Mi 11 por dos motivos. El primero es el precio y es que si el Mi 10 fue algo costoso, el Mi 11 se coloca como si bien no barato, al menos no tan caro. Se han mejorado prestaciones y bajado el precio.

Además, entre esas mejoras tenemos aspectos como la increíble carga rápida tanto por cable como de forma inalámbrica. Tenemos mucha potencia, un diseño sublime que contiene el peso y una espectacular pantalla.

Eso sí, no es perfecto, y vemos sobre todo dos carencias. La primera es la ausencia de teleobjetivo, algo que en un móvil de este precio debería estar siempre, aunque como hemos visto en alternativas como el OnePlus 8T no siempre tenemos.

Por último, Xiaomi debería haber implementado más RAM, al menos en alguna de las variantes.

Pese a todo, por este precio, no hay muchas quejas reales, al menos mirando a las otras opciones que tenemos, sobre todo si valoramos la potencia, la pantalla y el diseño.

Comprar Xiaomi Mi 11

Nota: Algunos de los enlaces a tiendas de este artículo contienen código de afiliación. Con ellos apoyas nuestro trabajo a la vez que confirmamos que son tiendas fiables y con garantías. Tu no pagarás más y tampoco comprometemos nuestra neutralidad en las elecciones de enlaces.