Móviles android

Sony Xperia XZ2 contra el Samsung Galaxy S9: ¿quién es mejor?

Enfrentamos al Sony Xperia XZ2 contra su rival más duro a batir: el Samsung Galaxy S9. Dos portentos tecnológicos que se baten en duelo.

26 febrero, 2018 10:30

Enfrentamos al nuevo Xperia XZ2 contra el dispositivo contra el que tendrá que luchar en el año 2018: el Samsung Galaxy S9 y S9+. Dos máquinas increíbles que se ven las caras hoy.

Lo nuevo de Sony ha generado bastante expectación. Supone un salto cualitativo completamente distinto a lo visto anteriormente para la firma japonesa, y se posiciona como uno de los grandes gamas altas del que se espera mucho en este año 2018.

Pero sus rivales no son moco de pavo. Aparte de algunos ya presentados como el Nokia 8 Sirocco, el rival más duro a batir este año serán los Samsung Galaxy S9 y S9+. Lo mejor de Samsung se ve las caras con lo nuevo de la firma Xperia, y parece que el combate está bastante reñido.

El Sony Xperia XZ2 contra los Galaxy S9 y S9+

  Samsung Galaxy S9/

Samsung Galaxy S9+
Sony Xperia XZ2
Pantalla Super AMOLED 5.8" /6.2" 1440x2960 px (18.5:9). HDR10. IPS LCD de 5,7 pulgadas HDR resolución FullHD+ con ratio 18:9
Procesador y GPU Samsung Exynos 9810 con 4 núcleos a 2.8 GHz y 4 núcleos a 1.7 GHz. 10nm. GPU Mali-G72.



En otros mercados: Snapdragon 845
Procesador Qualcomm Snapdragon 845
Memoria RAM y almacenamiento interno 4 GB RAM y 64 o 128GB almacenamiento. microSD 3.0. 4GB de memoria RAM y 64GB de almacenamiento UFS + microSD hasta 400GB
Cámaras traseras Cámara única de 12 Mpx f/1.5-f/2.4, OIS. Grabación 720p a 960 FPS.



Doble sensor, con cámara secundaria de 12 Mpx, f/2.4, con zoom óptico 2x.

Cámara trasera 19 megapíxeles Motion Eye con grabación Super Slow Motion 960fps hasta FullHD, y 4K HDR
Cámaras delanteras Cámara principal de 8 MP, f/1.6, grabación 1440p y auto-enfoque.



Cámara infrarroja (lector de iris) de 3 MP.
Cámara principal con sensor de 5MP

Conectividad Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac de doble banda con Wi-Fi Direct.



Bluetooth 5.0 con A2DP y aptX.



Geolocalización con A-GPS, GLONASS, BDS y GALILEO.



Conector Jack 3.5mm y USB 3.1 Tipo-C.



NFC.
WiFi, Bluetooth 5.0, USB 3.1 Tipo C, NFC y GPS
Tamaño y peso 147.6 x 68.7 x 8.4 mm.

157.7 x 73.8 x 8.5 mm.
153 x 72 x 11.1 mm
Batería 3000 mAh. / 3500 mAh.



Carga rápida (15W) y carga inalámbrica rápida (10W).
Batería de 3.180 mAh, con carga inalámbrica y rápida

Versión de Android Android 8.0 Oreo con Samsung Experience 9.0. Android 8 Oreo con personalización de Sony
Otras especificaciones Lector de huellas trasero, lector de iris y reconocimiento facial.



Samsung DeX y Samsung GearVR



Asistente Bixby Voice, Bixby Home y Bixby Vision.



Always-on Display.



"Botón home" bajo la pantalla (zona sensible a la presión).

Altavoz estéreo utilizando el auricular de llamadas.



Resistencia IP68 al polvo y agua.



Samsung Pay.
Resistencia al agua y polvo IP/6568 y audio Dynamic Vibration System y HR Audio
Precio 849 € / 949 € 799 €

La batalla está reñida, y aunque en anteriores años sólo en el diseño el Galaxy hubiera derrotado al Xperia, lo cierto es que han cambiado las tornas. El nuevo diseño de Sony y sus nuevos materiales premium lo posicionan a la altura del Galaxy S9, si bien las diferencias son descomunales.

Aquí vemos un caso bastante curioso. Lo primero que percibimos en el Samsung Galaxy S9 (y en su modelo Plus) es que su diseño no dista apenas de su anterior generación, el Samsung Galaxy S8. No es un drama ya que ambos diseños son increíbles, pero la evolución de un tiempo a esta parte ha sido muy escasa por parte de Samsung.

En Sony es completamente distinto. Mientras que vimos un estancamiento en las líneas de diseño demasiado excesiva sobreexplotando el ya obsoleto diseño Omnibalance, vemos un completo rediseño que si bien entra en el terreno de los gustos, es innegable que ha subido un escalafón en el nivel del aspecto premium.

Por lo tanto, en cuanto a innovación, el claro ganador es Sony, aunque entendemos que los coreanos no hayan podido innovar demasiado desde el Galaxy S8; ya este diseño supuso un auténtico paso adelante desde el Samsung Galaxy S7 Edge, con lo que ello conlleva.

De todas formas, los dos dispositivos tienen diferencias pero muchas similitudes. Ambos comparten funciones fotográficas como el Slow Motion a 960 fps (tanto en el Galaxy S9 como en el modelo Plus), y ambos de nuevo también tienen su propia «versión» de los animojis. En el caso de Sony tenemos escaneo facial y en el de Samsung emojis de personas.

Sin lugar a dudas el detalle al que más aluden los dos dispositivos es en el apartado fotográfico. Mientras que Sony se queda en «tan solo» una cámara, el modelo Plus del Samsung Galaxy S9 posee doble sensor, lo cuál no hace que ya sea mejor fotográficamente hablando.

Aquí, aunque Samsung haya echado toda la carne en el asador con la cámara, el Sony Xperia XZ2 gana en detalles. Para empezar, el Sony Xperia XZ2 puede grabar en Slow Motion en Full HD mientras que el Samsung lo hace en HD. Además, Sony ha puesto especial énfasis en el apartado del 4K HDR que es capaz de grabar el XZ2.

Y sobre todo, como viene siendo ya histórico en Sony, vemos un claro mimo por el tema del audio. Sony ha implementado tecnologías en su XZ2 tales como Dynamic Vibration System y HR Audio, lo cuál nos asegura (como en anteriores generaciones) un apartado sonoro superior y con mucho a la media que vemos hoy en día.

Potencia sin igual

En potencia podemos decir que los dos están en el nuevo estándar de la gama alta. Mientras que los Samsung Galaxy S9 y S9+ montan su último procesador, el Exynos 9810, el Sony Xperia XZ2 tiene el Qualcomm Snapdragon 845, el último procesador de la firma americana ya presentado.

Por lo cuál, en este apartado no hay lugar a dudas; los dos son auténticos exponentes del rendimiento que prometen y a no ser que hagamos pruebas exhaustivas, no podremos colocar a uno por encima del otro. Los dos disfrutan de lo último de lo último.

Multimedia también reñida

Si bien el diseño de los Sony Xperia XZ2 ha sido modificado y ahora tiene un aspecto más actual, el Samsung Galaxy S9 ha supuesto una auténtica evolución frente a la revolución (valga la redundancia) que supuso su antecesor, el Samsung Galaxy S8.

Mientras que el Sony Xperia XZ2 monta un panel IPS LCD de 5.7 pulgadas, el Samsung Galaxy S9 y S9+ monta un panel SuperAMOLED de 5.8 pulgadas, siendo de 6.2 en su modelo plus. Aquí la batalla está también difícil, aunque consideramos que el Galaxy S9 gana por optimización y por calidad.

El Samsung Galaxy S9 tiene los bordes ultra-reducidos que tanto le caracterizan, sumado a la pantalla curva que le añade un plus al diseño. Además, si bien las pantallas IPS de Sony son una maravilla, Samsung lleva muchos años ya tratando con las pantallas AMOLED y suponemos que aquí los coreanos tienen un punto a su favor.

No por ello debemos olvidarnos de Sony, ya que han conseguido optimizar y bastante sus polémicos marcos. Ahora vemos un aspecto bastante más optimizado, acorde con sus líneas y con dimensiones más acordes a estos nuevos tiempos, como el archiconocido ratio 18:9 y los «marcos reducidos», que en el caso de Sony, es todo un logro.

¿Y tú? ¿Quién crees que sería el ganador en esta batalla de titanes?