Aplicaciones

Esta app de la RENTA 2018 es falsa y peligrosa

RENTA 2018 es una aplicación fraudulenta que no debes descargar, ya que su uso arremete directamente contra tu privacidad.

21 marzo, 2018 12:29

RENTA 2018 es una aplicación que, como su nombre indica, intenta hacerse pasar por la app de la Agencia Tributaria. Decimos «intenta» porque la app no es lo que parece ser.

Exactamente estamos ante una aplicación fraudulenta. RENTA 2018 no es una app oficial, y mucho menos segura. Se trata de una aplicación que intenta emular la que usaríamos para hacer la declaración de la renta de este año y que, ya os anticipo, no se queda corta en cuanto a sospechas.

RENTA 2018: una copia muy burda

Ya viendo la aplicación nos damos cuenta del tipo de copia que es. Una app con publicidad (algo ya diferenciador) y una interfaz absolutamente horrenda, con lo básico en cuanto a programación. Sí es verdad que las aplicaciones oficiales del Estado no son maravillas en este aspecto, pero esta destaca por ser especialmente mala.

De hecho, el nombre está dispuesto así para que salga como la primera opción a descargar en la Google Play Store, ya que menciona las palabras clave de lo que buscaría una persona que quiere realizar la renta en 2018. Sólo el desarrollador que aparece nos deja claras las intenciones de RENTA 2018: Apps Gratis/Free muy prácticas y útiles capraniapp.

RENTA 2018 sin embargo tiene un componente aún peor: estamos ante una app que intenta tratar con nuestros datos personales y fiscales. Partes vitales de nuestra privacidad que, como veremos a continuación, se vulneran descaradamente en los términos de seguridad y privacidad de la aplicación.

Vender tus datos es la prioridad

Dejando a un lado la clara orientación de RENTA 2018, metámonos en sus acuerdos de privacidad y seguridad. Un punto crítico en todas las ocasiones pero que se vuelve todavía peor cuando hablamos de una app que intenta acceder a tus datos personales y fiscales. Y lo que nos dice es una mezcla entre triste y alarmante.

Para empezar, cuando iniciamos la aplicación nos pide que aceptemos sus políticas de seguridad. Un detalle que no se suele dar en este tipo de aplicaciones. No nos engañemos, nadie las lee, por lo que lo más rápido es aceptar y continuar. Pero ¿y si nos ponemos a leerlo?

Este es un extracto: «Esta aplicación puede que monetice tu información, cediéndola a terceras empresas (en algunos casos).»  En resumidas cuentas, te están diciendo que tu información la venderán a empresas. Y lo peor es que las APIs de la app, siendo de terceros, posibilitan que dicha información también sea accesible a otros desarrolladores.

La cosa continúa: Uno de los desarrolladores, LiveRamp INC, «coloca una cookie en tu navegador que proporciona información no identificable, una versión indescifrable no entendible por humanos de tu dirección de email que sirve para emparejar con otra información tuya obtenida de otras fuentes y así mejorar la calidad de los anuncios que recibas, en base a tus intereses»

La aplicación ni se molesta en ocultar que quiere tus datos y que los usará con fines comerciales. Básicamente es una medida para consguir que los usuarios la descarguen y así obtener sus datos para vete a saber qué propósitos. Son este tipo de apps las que dicen mucho de las tácticas de algunos desarrolladores.

Google ya está investigando

Google ya ha tomado cartas en el asunto y está investigando, según fuentes del periódico digital eldiario.es. Por otra parte, la Agencia Tributaria ya ha colgado un comunicado en su web advirtiendo de estas prácticas y hablando de sus dos aplicaciones, Agencia Tributaria y Cl@ve PIN.

Por ahora, la app no ha sido retirada de Google Play, pero las valoraciones y los comentarios están en un auge tal que no debería pasar demasiado tiempo hasta que se retire. Aparte de las dudas sobre la autenticidad de la app, muchos se quejan de la publicidad en RENTA 2018.