Aplicaciones

Mensajes se convierte en Mensajes de Android y se prepara para el futuro

La aplicación de SMS para Android cambia de nombre y pasa a llamarse Mensajes de Android. Además su código nos anuncia la integración del RCS.

24 febrero, 2017 07:49

La aplicación de SMS para Android cambia de nombre y pasa a llamarse Mensajes de Android. Además su código nos anuncia la integración del RCS.

Que Google nunca ha sido buena haciendo que sus aplicaciones de mensajería sean masivas es un hecho. Opciones como WhatsApp o Facebook Messenger son mucho más masivas que las propuestas que haya realizado.

Pese a eso el SMS se sigue usando en algunos países como Estados Unidos por lo que parece que se servirá del mismo como último tiro en esta competición. Para eso ha actualizado su aplicación de mensajería en Android, Mensajes, que ahora pasa a llamarse Mensajes de Android.

Este cambio de nombre es el más llamativo pero no el más importante de la última actualización. Con ella las operadoras móviles tendrán más fácil el poder usar los RCS en sus redes con los usuarios que tengan la aplicación.

El RCS como futuro de los SMS

Hace unas semanas hablamos del RCS y de cómo eran el futuro de los SMS. En un momento en el que la mensajería se mueve de las empresas de telecomunicaciones a otras como Facebook las operadoras quieren poder recuperar el control y Google está interesado en ello, sobre todo porque implicaría menor relevancia para sus rivales.

Para eso se han asociado para potenciar el RCS, un protocolo que permite implementar funciones de apps de mensajería en los SMS tradicionales.

Con la actualización de Mensajes de Android a los operadores les será más fácil el poder incentivar a sus usuarios a usar este tipo de mensajes en un futuro próximo.

¿Y Google Allo?

Muchos se preguntarán dónde queda Google Allo en esta historia y la verdad es que nosotros también.

Google es bastante buena haciendo aplicaciones pero su tendencia a dejarlas abandonadas en vez de promocionarlas hace que sea casi imposible que acaben compitiendo con sus rivales.