Griezmann y Ansu Fati, en el último partido de Liga del FC Barcelona.

Griezmann y Ansu Fati, en el último partido de Liga del FC Barcelona. EFE

Medios DERECHOS DEPORTIVOS

Mediaset culpa a la conexión de internet de los cortes de Mitele en la emisión de LaLiga

La operadora tira balones fuera tras dos semanas con grandes problemas de emisión en algunos de sus usuarios.

Noticias relacionadas

Segundo fin de semana de LaLiga y las redes sociales se volvieron a llenar de mensajes exigiendo explicaciones a Mediaset por los problemas en la emisión de los partidos del campeonato español. El gigante televisivo es el único que da los partidos exclusivamente en streaming -a través de Mitele plus-, pero hasta ahora solo ha recibido quejas por la señal que distribuye.

De esta manera, los problemas técnicos denunciados hace siete días -y el pasado fin de semana- van desde parones de varios minutos, microcortes, retraso de la señal, pasando por la incompatibilidad de los dispositivos de la plataforma, imágenes pixeladas, hasta desconexión involuntaria del servicio.

Esto ha generado de decenas de usuarios hayan exigido responsabilidades a Mediaset, que hayan pedido la baja e incluso la devolución del dinero. Recordemos que por 35 euros al mes se puede ver toda LaLiga, la Champions y la UEFA.

Es la única oferta del mercado que no está ligada a una operadora de telecomunicaciones, pero al igual que Neflix y HBO, necesita de una conexión en internet en el hogar -preferentemente de fibra- para tener una correcta visualización.

Test de velocidad en Internet

Frente a esta crisis en redes que se acrecentó con la emisión de los partidos del FC Barcelona y el Real Madrid, la respuesta de la cadena en redes se intensificó. Entre otras cosas explicaron que parte de la culpa de estos cortes puede estar en la conexión a internet.

“Es importante que sepas que nuestra solución es OTT (va por Internet) y es muy importante la conexión a Internet que tengas contratada para no tener parones ni pixelamientos en la imagen. Con un test de velocidad puedes conocer y saber cuál es tu conexión real”, han dicho en un mensaje colgado hace unas horas en internet.

Horas antes publicaron otro mensaje: “Si no podéis ver el fútbol en una Samsung o LG puede ser por el sistema que tenga vuestra televisión. Por el momento, nuestros paquetes de fútbol están disponibles para los sistemas Tizen de Samsung y Netcast de LG”.

También han aclarado que no se pueden ver dos emisiones en HD simultáneas con la misma cuenta. “Para poder disfrutar del contenido de mitele PLUS desde dos dispositivos de manera simultánea, uno tiene que ser HD (Smart TV) y el otro SD (smartphone, tablet, web)”.

Bein Connect y DAZN

“Por el momento, nuestros paquetes de fútbol están disponibles para los sistemas Tizen de Samsung y Netcast de LG”, agregan en respuesta a las críticas por la poca diversidad de plataformas y sistemas en los que se puede ver la plataforma.

En cualquier caso, los problemas de Mitele plus demuestran que la televisión en streaming de grandes eventos deportivos no termina de carburar en España. Le pasó a Bein Connect, la OTT de Mediapro con la Champions, luego a la recién llegada DAZN y ahora a Mediaset.

El gran problema, según dicen los expertos, es que las infraestructuras en España todavía no están preparadas para este tipo de emisiones con un gran número de usuarios recurrentes. Las operadoras de telecomunicaciones han invertido miles de millones de euros en una red de fibra superior a cualquier país europeo, pero las plataformas de streaming no han hecho una inversión similar.

Inversión de las infraestructuras

O dicho de otra manera, en los eventos que emiten en solitario -sin la ayuda de las plataformas de pago tradicionales que han realizado inversiones en redes y en fibra óptica- hay muchísimas más posibilidades de que la señal se caiga o se vea con peor calidad o con cortes.

En estos momentos, los avances tecnológicos todavía no permiten garantizar una emisión sin dificultades en directo para OTT, pese a todas las precauciones de estas plataformas. Siempre que se produzcan picos masivos, se terminarán cayendo. Lo harán antes o después, pero terminarán cediendo a lo que se llama concurrencia masiva de usuarios. En España y en todo el mundo.

De hecho, los grandes eventos emitidos por OTT que no se caen lo hacen casi exclusivamente porque no tienen el número de usuarios suficientes como para no tumbar el servicio.